Beltrones y Peña Nieto plantean programas divergentes en materia económica

MÉXICO, D.F. (apro).- En su primer encuentro con la militancia priista para exponer sus proyectos en materia económica, el senador Manlio Fabio Beltrones y el exgobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, plantearon programas divergentes.
En lo único que ambos coincidieron fue en el diagnóstico de la situación actual del país y en responsabilizar a las administraciones panistas de los resultados adversos en los ámbitos de crecimiento y empleo.
La primera de tres sesiones organizadas por la Fundación Colosio tuvo lugar en la capital de Chihuahua. No asistieron el gobernador del estado, César Duarte, ni el líder nacional del PRI, Humberto Moreira.
El Primer Foro Regional de Conclusiones de la Fundación Colosio, titulado “Programa para México”, tuvo como tema central la Economía Competitiva y Promotora del Desarrollo.
Al respecto, Beltrones se pronunció por construir un nuevo modelo de desarrollo para la igualdad y crecimiento con estabilidad, mientras que Peña Nieto se inclinó por privilegiar el crecimiento, manteniendo la estabilidad macroeconómica.
De acuerdo con el senador sonorense, el régimen actual está agotado y produce malos gobiernos. Y aprovechó para insistir en la urgencia de formar gobiernos de coalición, como se propuso en un desplegado que se publicó este lunes en diversos medios y que él suscribió.
Beltrones también demandó dejar un lado la mediocridad y la simulación, pasar a una acción colectiva y crear un pacto social.
“Como igualador, el Estado debe promover una nueva política social, una nueva política que supere el carácter asistencialista de la política actual basada en la multitud de programas dispersos, focalizada y con resultados limitados, a pesar de contar con enormes recursos.
“La búsqueda de mayor equidad no puede quedar como responsabilidad exclusiva de una Secretaría, sino que debe ser criterio que norme todas las políticas públicas del Estado mexicano”, sostuvo.
Asimismo, se pronunció por cambiar el modelo de desarrollo, que “produce desempleo, pobreza y desigualdad sin crecimiento económico”. También demandó reformar el sistema de justicia, ya que el actual, puntualizó, “no brinda seguridad, no da certeza jurídica y favorece privilegios e impunidad”.
Beltrones urgió en la recuperación del mercado interno, pero sobre todo, dijo, dar al Estado el rol de gran igualador social y promotor del desarrollo.
“Hoy los verdaderos motores de la economía deben ser los internos: el gran mercado interno que representan 113 millones de mexicanos y el poder de compra de nuestras empresas públicas como palanca del desarrollo de las privadas. Del exterior hoy, y por varios años, no podemos esperar grandes cosas. Las condiciones de la economía mundial serán adversas a nuestros propósitos de crecer y dar empleo a los mexicanos”, advirtió.
Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), agregó, deben ser convertidas en las nuevas palancas de desarrollo.
Además, afirmó que hoy los mexicanos confían nuevamente en el PRI y es posible que se pueda construir una segunda alternancia, para lo cual “es necesario tener la claridad para qué queremos ganar y que seamos capaces de comprometernos con la sociedad”.
Los dos retos más importantes, precisó, serán llegar unidos y cohesionados a la elección, y ganar la presidencia “con la confianza y el voto de la sociedad”.
En su oportunidad, Peña Nieto basó su estrategia de crecimiento económico en 10 puntos, entre ellos mantener la estabilidad macroeconómica, “condición indispensable para poder crecer”, además de fomentar la competencia económica en todos los ámbitos y redefinirla en el marco regulatorio que permita ser más eficaces en el combate a las prácticas monopólicas.
Como tercera medida propuso impulsar a México como una potencia energética.
“Pemex es la empresa de todos los mexicanos, ha sido pilar del desarrollo económico y social de nuestro país, y no debe dejar de serlo”. Es, dijo, la palanca de un gran desarrollo de mayor crecimiento económico.
El gobernador mexiquense también propuso una mayor inversión en capital humano, así como incentivar la capacidad crediticia de la banca, duplicar la inversión en infraestructura, reducir la economía informal y otorgar incentivos para crear empleos en el sector formal, además de generar un sistema de seguridad social financiable con impuestos públicos generales, y desplegar una nueva estrategia de comercio exterior para competir con China e India, dos países protagónicos de la economía mundial.
Los otros dos encuentros entre los aspirantes a la candidatura presidencial del PRI se realizarán en Chiapas y Querétaro, y posiblemente se dé uno más en el Distrito Federal, aunque este último aún no está confirmado.

Comentarios

Load More