En 2012 apoyaré al candidato del PAN, reitera Fernández de Cevallos

MÉXICO, D.F. (apro).- El exsenador panista Diego Fernández de Cevallos agradeció a los ciudadanos anónimos que el pasado jueves 13 colocaron mantas en las que aducen que México lo necesita para el 2012.

“Por supuesto es la verdad, México necesita a todos los mexicanos”, dijo el excandidato presidencial, y señaló que ordenó retirar las mantas para no dar lugar a especulaciones.

La mañana del jueves 13 fueron colocadas mantas en las inmediaciones de la delegación Miguel Hidalgo, una de ellas frente a la casa del panista, en las que se leía “¡Jefe Diego, México te necesita!, 2012-2018”.

Las mantas no estaban firmadas ni tenían logotipo alguno que identificara a sus autores.

En entrevista con Carmen Aristegui para MVS Noticias, Fernández de Cevallos negó haber participado en la colocación de las mantas y afirmó que había ordenado retirarlas para no generar especulación.

Sobre la petición que se hace en las mantas, subrayó:

“Yo creo que en primer lugar México necesita de todos los mexicanos, no nada más del Jefe Diego. Lo que dice esa manta de que México me necesita, por supuesto que es la verdad, pero también necesita a todos los mexicanos, incluyendo a los que pusieron las mantas. No hay ninguna novedad en que México me necesite”.

Como ya lo había anunciado hace un par de meses, el exsenador insistió que en 2012 apoyará al candidato de Acción Nacional (PAN), “sea hombre o mujer”.

Y también habló de su secuestro, que duró alrededor de siete meses (del 14 de mayo al 20 de diciembre de 2010), pero lo hizo sólo para defenderse de las acusaciones del empresario Eduardo García Valseca, quien también fue plagiado y afirmó que, por las similitudes, ambos secuestros fueron perpetrados por las mismas personas.

Según Fernández de Cevallos, durante los días que estuvo cautivo los secuestradores le preguntaron si conocía al empresario.

“En una ocasión me preguntaron si conocía al señor García Valseca, que si tenía alguna relación con él, y les dije que no”, comentó.
Se negó a dar más detalles de su largo encierro porque, según dijo, no hay nada relevante qué contar, pues todo el tiempo estuvo encerrado en un cajón donde no podía escuchar ni ver a sus plagiarios.

“Yo entiendo y comprendo perfectamente el dolor, el coraje, la rabia, la frustración, la decepción que pueda tener el señor García Valseca, si después de lo que le pasó ninguna autoridad haya atrapado a los secuestradores ni haya esclarecido el crimen.

“Comprendo que lo tenga como obsesión, como dolor personal, y porque así como lo secuestraron hay muchos más. Lo que no puedo aceptar es que me acuse de cobarde un señor que huyó a Estados Unidos después de su secuestro”, concluyó.

Comentarios

Load More