México tendrá futuro sólo con un nuevo pacto social: Beltrones

CAMPECHE, Cam. (apro).- Con la participación estelar de los aspirantes presidenciales Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones, la Fundación Colosio realizó aquí el segundo de los tres foros regionales que organizó para la elaboración del “Programa para México”, que será la plataforma política del PRI para los comicios de 2012.

Durante su intervención en el evento, Beltrones insistió en su propuesta de establecer un nuevo pacto social como “la única forma de que México tenga futuro”.

De acuerdo con el senador, la desigualdad erosiona la cohesión social, y las actuales condiciones de inseguridad y violencia –añadió– no son explicables sin considerar el deterioro de las condiciones en que viven la mayoría de los jóvenes por el contraste y desigualdad brutal que padecemos.

“En suma, es necesaria una mayor igualdad para lograr más crecimiento, y esta mayor igualdad sólo será perdurable en condiciones de crecimiento, y ambos, igualdad y crecimiento, sólo serán sostenibles con estabilidad. La política económica debe estar unida a la social. Quienes actúan en los mercados son seres humanos”, puntualizó.

Los gobiernos de la primera alternancia, apuntó, no lo han entendido así y sus políticas han dejado más pobreza y desigualdad.

“El PRI debe hacerlo diferente, porque el futuro se decide hoy. O ponemos las exigencias de los mexicanos por delante, o la patria se nos deshace en las manos”, dijo, y comentó que lo que se haga o se deje de hacer tendrá repercusiones en los próximos 25 años.

El exgobernador de Sonora resaltó que el actual no es un momento histórico cualquiera, y advirtió que “a la indignación social y la violencia se suma una crisis de representación política que crea indiferencia ciudadana y lastima la confianza hacia los partidos, los políticos y las instituciones”.

En ese sentido, consideró que sólo sumando todos los colores, la inteligencia, los talentos, las expresiones de la indignación y las energías sociales y políticas, se podrá construir un futuro diferente con justicia, seguridad y prosperidad.

“Para que no haya indignados, no debe haber excluidos”, resumió, e insistió en que un nuevo pacto social es la única forma de que México tenga futuro.

“Es el momento de preguntarnos por qué ante la emergencia nacional que genera la violencia, ante la angustia, el hambre, el desempleo y el miedo de la sociedad, algunos gobernantes y políticos seguimos actuando como si no pasara nada.

“México ya cambió, el país requiere instituciones y liderazgos capaces de construir acuerdos que pongan los intereses del país por delante”.

Y reiteró que la urgencia de convocar a un nuevo pacto social, “con propósitos claros, instrumentos precisos, vinculantes y responsabilidad política, son condiciones para un pacto social exitoso para darle orden y rumbo a México. Así lo muestra la experiencia internacional”, puntualizó.

Según el senador priista, el nuevo pacto social que plantea “tiene un propósito estratégico: impulsar un nuevo modelo de desarrollo
que vincule la política económica y la social para la igualdad, el crecimiento, el empleo y la estabilidad”.

Este objetivo estratégico, subrayó, es una necesidad ineludible en las condiciones actuales, pero este objetivo –dijo– debe ser compartido para responsabilizar a los actores que determinan el proceso económico.

“El pacto también propone construir una nueva relación entre el Estado, el mercado y la sociedad”, agregó.

Detalló que el Estado debe cumplir la tarea de gran igualador de las diferencias sociales y regionales, y en ese sentido precisó que la política social que él plantea se basa en cuatro principios: universalidad, calidad de los servicios, transversalidad y concurrencia.

El exsecretario de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP) manifestó que políticas públicas universales “permitirán erradicar la práctica generalizada de usar los programas sociales como instrumento electoral”, y reconoció que “ofende y avergüenza” medrar con el hambre y la esperanza de la gente.

“Comprar voluntad, pagando con comida, es la mayor mezquindad política”, destacó.

Beltrones advirtió que una democracia se pone en riesgo cuando existen poderes que superan al poder público democráticamente electo y cuando el sistema económico no es capaz de generar los bienes y servicios necesarios para garantizar una vida digna.

Asimismo, pidió acabar con la subordinación de la política social a la económica.

“No permitamos que la política social y la política económica continúen desligadas. Asumamos el compromiso de construir un nuevo pacto social que lo haga posible”.

Luego consideró que el nuevo pacto social que proponga el PRI “es la última oportunidad para recuperar el orden y el rumbo de México”.

En su turno, el exgobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, presentó un decálogo con sus propuestas.

En primer lugar planteó la creación de un nuevo Sistema de Seguridad Social Universal que tenga cuatro componentes fundamentales: acceso efectivo a los servicios de salud, pensión para el retiro, seguro de desempleo y seguro por riesgos de trabajo.

Como segundo aspecto propuso transitar de programas asistencialistas a programas productivos.

“Propongo concretamente la creación de una segunda generación de programas de desarrollo social que, más que ser asistencialistas, realmente se conviertan en proyectos o en programas productivos, que nos permitan incorporar a la población atendida y menos favorecida a la actividad productiva, a través de microcréditos, a través de créditos a la palabra y con apoyos directos para el desarrollo de empresas sociales”, dijo.

Sus otras propuestas van en el sentido de erradicar la pobreza alimentaria, incorporar al sur del país al desarrollo global y establecer una política nacional para evitar la dispersión y el aislamiento rural.

Peña Nieto también propuso elevar la calidad de la educación básica, fomentar la cobertura en educación media y superior, impulsar la equidad de género, incorporar a los indígenas al desarrollo e instrumentar políticas eficaces para apoyar a los discapacitados.

Al evento, que tuvo lugar en el Centro de Convenciones, asistieron, entre otros, Mario Luis Fuentes Alcalá, director general del Centro de Estudios e Investigación en Desarrollo y Asistencia Social y miembro de la Junta de Gobierno de la UNAM; Enrique del Val Blanco, secretario administrativo de la UNAM; Rodolfo de la Torre García, coordinador general de la Oficina de Investigación en Desarrollo Humano, y Rafael López Castañares, secretario general ejecutivo de la ANUIES.

Comentarios

Load More