Rinden homenaje en el FICM al actor Damián Alcázar

MORELIA, MICH.- (apro).- Al actor Damián Alcázar, quien fue homenajeado en el noveno Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), le gustó la ópera prima de Kenia Márquez, Fecha de caducidad, que vio hoy por primera vez en la pantalla grande, debido al manejo del humor negro que ofrece ésta, y además quiso que se proyectara El último comandante, del brasileño Vicente Ferraz y la costarricense Isabel Martínez, donde interpreta a un comandante sandinista para “ver la posibilidad de su estreno comercial en México”.
La directora Márquez destacó que trabajó casi once años en Fecha de caducidad, pero siempre tuvo muy clara la película:
“Todos estos años me provocaron más herramientas para que, cuando yo llegara al rodaje, estuviera 100% segura de mi relato, de lo que quería, a arriesgarme en el guión porque tuve como muchos detractores en todo el proceso creativo y muchas veces eso detenía el apoyo para hacer mi filme lineal y me aferré a hacerlo como quería. Que rodara una cabeza de un ser humano en toda la trama, no gustaba. Además, empezamos a escribir el guión antes de que con la violencia aparecieran este tipo de asesinatos.”
En cuanto al humor negro que plasmó en el largometraje, señaló que es algo que se le da “para evadir la realidad, lo que le está pasando al país”.
Alcázar expresó que ese humor negro no es de él “porque está presente en todos los cortos de Márquez y, que lo haga bien el actor, depende de un buen texto, pero uno nunca sabe si el resultado va a ser un éxito porque hasta las grandes historias no tienen mucho éxito, pero ojalá y ésta sí guste mucho”.
Contó que se ha encontrado con “actores maravillosos en Sudamérica, y es una pena que nos perdamos el cine iberoamericano”. Para El último comandante, los realizadores lo invitaron y narró que se fue a Nicaragua para copiar la forma de hablar del pueblo y se entrevistó con los comandantes sandinistas para que le contaran cómo y qué vivieron cuando estaban en la guerra.
Confesó que de joven quiso irse de guerrillero a Nicaragua, pero su mamá le dijo, “pendejo, usted trabaja aquí”.
En el homenaje en su honor, efectuado en el teatro Rubén Romero, el cual se llenó en su totalidad, fue invitado por un productor de cine para que haga la voz de Kalimán, una nueva película.
A su reconocimiento asistió la actriz Cecilia Suárez y el cineasta Luis Estrada.
Como Michoacán se encuentra en elecciones para gobernador, alertó a los residentes a que “voten con responsabilidad porque, ¡aguas!, puede quedarse la derecha, la familia de Felipe Calderón.” Todo el público rió.
Según él, la solución está en el campo mexicano:
“Es la clave para resolver todos nuestros problemas, los económicos, los políticos y la violencia”.
Al final, los jóvenes le dieron las gracias por los papeles que ha interpretado en el cine, la televisión y el teatro.

Comentarios

Load More