Piden regresar a Chiapas a indígena reubicado en penal de Sinaloa

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Amnistía Internacional (AI) y el Consejo Estatal de Derechos Humanos de Chiapas (CEDH) pidieron hoy a la autoridades chiapanecas regresar del penal federal de Guasave, Sinaloa a una cárcel local al indígena tzotzil Alberto Patishtán Gómez; revisar su expediente y, en su caso, si procede, otorgarle la libertad inmediata.

Ayer, Patishtán Gómez fue trasladado de “forma arbitraria”, según el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas (Frayba), junto con más de 45 reos al penal federal número ocho ubicado en Guasave, Sinaloa.

AI y el CEDH se unieron al repudio que provocó la medida y exigieron el regreso al estado del profesor bilingüe, detenido en el año 2000, acusado de ser el autor intelectual y material de una emboscada en la que murieron seis policías estatales. Fue condenado a más de 60 años de prisión.

Amnistía hizo un llamado a las autoridades para que realicen una “revisión completa” de los expedientes de los reos indígenas que desde el pasado 29 de septiembre se mantienen en huelga de hambre. Patishtán Gómez encabezada ese grupo y fungía como vocero del movimiento de protesta.

Según AI, de acuerdo con la evidencia disponible, la detención del indígena tzotzil, juicio y condena estuvieron “colmados de irregularidades y abusos”, además de que fue víctima de tortura y malos tratos.

En ese contexto, AI expresó su preocupación por el traslado de Patishtán Gómez a la prisión federal de Guasave, Sinaloa, pues a juicio del organismo se trata de “una represalia” contra el profesor bilingüe por su “activo papel en la huelga de hambre y en las reivindicaciones por el respeto a los derechos humanos por parte de los presos”.

Pidió al gobierno de Chiapas respetar el derecho de los reclusos a llevar a cabo su huelga de hambre y a proveerles de una adecuada atención médica, de acuerdo con los deseos de aquellos que participan en la protesta, y abstenerse de recurrir a la alimentación forzada.

Por su parte, el Consejo Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) solicitó a la Secretaría de Seguridad Publica Federal realizar las acciones necesarias para regresar al indígena tzotzil al penal de San Cristóbal de las Casas, donde estaba recluido cuando antes de que fuera trasladado, la madrugada del jueves pasado, a la cárcel federal de Guasave.

Para el CEDH, el traslado de Patishtán Gómez constituye una seria violación a los derechos humanos: “El órgano defensor evidencia una flagrante violación al artículo 69 de la Ley Federal de Ejecución de Sanciones Penales, el cual refiere que para los traslados de los internos se deberá tomar en cuenta el imperativo constitucional de protección a la organización y desarrollo de la familia”, destacó el organismo en un comunicado.

Indicó que dicho principio fue violado, pues el agraviado es un miembro de la etnia tzotzil, y al trasladarlo a un penal alejado de su familia se violenta su integración personal, familiar y comunitaria. Si bien es cierto ha estado en diversos penales, también es cierto que durante los últimos 11 años no ha salido del estado de Chiapas.

Agregó que con esta acción de traslado, se viola el principio rector del sistema penitenciario mexicano de readaptación, ya que el mandato constitucional busca una autentica reinserción, misma que se logra con una relación plena y cercana a su entorno familiar, social y cultural.

Comentarios