ONU condena por vigésima ocasión el embargo a Cuba

MÉXICO, D.F. (apro).- Por vigésimo año consecutivo, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exigió a Estados Unidos poner fin al embargo impuesto a Cuba y que le ha costado a la isla 975 mil millones de dólares, según su canciller Bruno Rodríguez.

La decisión se tomó con 186 votos a favor, sólo dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones.

Rodríguez recordó que en 1991 se incluyó por primera vez la resolución para eliminar, al año siguiente, el bloqueo contra Cuba en momentos en que Estados Unidos aprovechaba con “cruel oportunismo para apretar el cerco contra la isla” tras la caída del bloque soviético.

Esa medida, dijo el canciller, le ha generado un daño económico directo a Cuba que “supera los 975 mil millones de dólares calculado al depreciado valor del dólar ante el oro”.

Al defender la resolución que condena el embargo y exige su final ante la Asamblea General reunida en Nueva York, Bruno Rodríguez señaló que “hubiera parecido imposible que 20 años después, esta Asamblea siguiera considerado este asunto”.

De la misma manera que Estados Unidos se niega a hacerlo, también queda claro que la Casa Blanca “nunca ha ocultado que su objetivo es derrocar al gobierno revolucionario” cubano.

“Cuba cambiará todo lo que deba ser cambiado dentro de la revolución y dentro del socialismo: más revolución y más socialismo. Lo que no ha cambiado es la política de agresión de Estados Unidos”, fustigó.

En contraparte, justo antes de la votación, el representante de Estados Unidos, Ron Godard, afirmó que la resolución votada hoy busca “confundir y oscurecer”, y reiteró que el embargo es una “cuestión bilateral” entre su país y Cuba.

“Nuestro objetivo es lograr un medio ambiente más abierto en Cuba, mejorar los derechos humanos y libertades fundamentales”, sostuvo Godard.

Votaciones como la de este martes 25, ya se han repetido antes. Por ejemplo, en 2010, la misma resolución había obtenido 187 votos a favor y sólo dos en contra, igual que hoy, de Estados Unidos e Israel, y tres abstenciones de Micronesia, Palau e Islas Marshall.

La primera intervención de hoy en la Asamblea General corrió a cargo del representante permanente alterno de Argentina, Diego Limeres, quien lamentó que pese a las promesas y medidas anunciadas el año pasado por el presidente estadunidense, Barack Obama, el embargo continúa en gran parte sin cambios.

“Se empezaron a tomar pasos en la dirección correcta, pero un año ha pasado y las medidas han tenido un efecto limitado. El embargo sigue aplicándose”, recalcó el diplomático argentino en representación del Grupo de los 77 y China.

En tanto, el embajador de Uruguay ante la ONU, José Luis Cancela, quién habló en nombre del Mercosur, sostuvo que el embargo contra Cuba “es un ejemplo de políticas obsoletas que no tienen lugar en la actualidad”.

En el mismo sentido se pronunció el representante de Venezuela, Jorge Valero Briceño, quien afirmó que pese a los llamados casi universales de la ONU para poner fin al bloqueo, éstos no se atiendan.

“Es vergonzoso que ese llamado sea desoído año tras año por aquellos que con frecuencia violan el derecho internacional”, fustigó.

Comentarios

Load More