Iniciativa Mérida ha incentivado la violencia en México: Wola

MÉXICO, D.F. (apro).-. La Oficina de Washington para Latinoamérica (WOLA) reveló este jueves que el esquema de cooperación de la Iniciativa Mérida no ha traído “mejoras significativas” en materia de seguridad pública y que, en lugar de frenar la violencia, la captura o muerte de docenas de capos del crimen organizado “la ha generalizado”.

Además, advirtió que Estados Unidos debe tener cuidado en no caer en la tentación de privilegiar la ayuda militar a México, en vez de asistirlo para impulsar reformas judiciales o crear instituciones.

A través de un informe titulado “Un Relato Aleccionador”, presentado este jueves, la oficina estadunidense denunció que los grupos del crimen organizado, que se han duplicado en lo que va del sexenio al pasar de seis a 12 en la actualidad, “se han enfrentado al Estado, y entre ellos, “en una guerra de todos contra todos”.

Dicho informe se dio a conocer solo un día después de que la organización internacional Human Rights Watch (HRW) denunciara el fracaso de la lucha emprendida por el presidente Felipe Calderón contra la delincuencia organizada.

Se trata de una síntesis sobre los errores y fracasos de la lucha contra el narco en donde también se hace un llamado para que el gobierno de México se resista a caer en la tentación de seguir el ejemplo de Colombia.

Esa posibilidad, sugiere el informe, se abre paso cada día en el Congreso de Estados Unidos con la intención de “replicar el éxito” de la lucha contra los carteles en ese país a través de “soluciones militares en México”.

Según datos citados en el reporte, la cifra final de ayuda a México en el año fiscal 2011 a través de la Iniciativa Mérida, reflejó un ligero incremento hacia la asistencia militar, en comparación con la otorgada en 2010 cuando el apoyo se canalizó a fines civiles.

Desde el año 2006, señala el documento, el presidente Felipe Calderón inició su gestión con “una virtual declaración de guerra” que fue aplaudida en su momento por el presidente George Bush y dio origen a la Iniciativa Mérida, a la que se destinaron mil 400 millones de dólares para un periodo de tres años.

“Desde que Calderón lanzó la ofensiva contra los cárteles en diciembre de 2006, la violencia vinculada al narcotráfico y el crimen organizado ha acabado con la vida de unas 40 mil personas en México.

“El crimen organizado ha diversificado sus actividades lucrativas ilegales. La extorsión de pequeñas y grandes empresas ha aumentado dramáticamente, y esto ha llevado a muchas de ellas a cerrar sus puertas o, en ciudades como Ciudad Juárez, a huir.

“Los secuestros extorsivos se han disparado. Los cárteles han tomado el control del tráfico de personas en numerosas zonas fronterizas y rutas de tránsito de migrantes, secuestrando, extorsionando y asesinando a decenas de miles de migrantes, muchos de ellos provenientes de América Central”, fustiga el documento.

También hace referencia al papel que han jugado en la lucha antinarco, movimientos como el de la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad que encabeza el poeta Javier Sicilia, para exigir al gobierno un cambio de estrategia.

El gobierno de Estados Unidos fue duramente cuestionado en el informe por menoscabar su propia estrategia de ayuda a otros países para combatir al narcotráfico cuando no hace lo suficiente para reducir el consumo de drogas, eliminar “de una vez por todas” el tráfico de armas que van a parar a los carteles de la droga y tomar medidas “más agresivas” contra el lavado de dinero.

Hace apenas un mes, el 4 de octubre, el subsecretario de Estado para narcóticos y procuración de justicia internacional, William R. Brownfield, se pronunció durante una audiencia en el Congreso por una colaboración más estrecha entre México y Colombia para emprender un frente común contra los carteles en todo el continente.

Según Brownfield, esa estrecha colaboración sería ideal para sortear la “carga histórica que hay entre México y Estados Unidos” y también sería una forma –dijo—de recuperar la inversión en la lucha antinarcóticos de Colombia en los últimos 12 años, que le ha costado casi nueve mil millones de dólares.

Sin embargo, en el estudio difundido por WOLA se afirma que “el éxito” en la lucha contra los carteles de Colombia “solo ha sido parcial y frágil”, además que ha tenido un “inaceptable” costo en el ámbito de los derechos humanos, pues se tiene un registro de tres mil ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas armadas.

“La elección correcta no es financiar a un ejército abusivo. Cuando Estados Unidos ofrezca apoyo a las fuerzas de seguridad, es imperativo exigir el cumplimiento de los estándares internacionales en materia de derechos humanos”, señala el estudio.

Además afirma que los efectos de esa lucha en el mercado de la droga puede que no sean los esperados.

“La eliminación de los cárteles demostró ser una victoria vacía para Colombia, como puede ocurrir en México. La desaparición de los cárteles de Medellín y Cali a mediados de los 90 apenas afectó al suministro, los precios o el nivel de pureza” de la droga pero a final de cuentas, ésta, sigue llegando a Estados Unidos.

Comentarios

Load More