Justifica Cué incursión policiaca en los Chimalapas

OAXACA, Oax. (apro).- El gobernador Gabino Cué justificó la incursión policíaca en San Miguel Chimalapa para liberar a un ejidatario chiapaneco retenido por comuneros de la región zoque.

En un ríspido encuentro con la prensa, el gobernador aseguró que durante el operativo “no hubo ninguna persona lesionada”, aun cuando los habitantes de la región reportaron seis heridos y siete detenidos.

Además, rechazó que haya ordenado la incursión policíaca para liberar al ejidatario chiapaneco, por presiones de su homólogo de Chiapas, Juan Sabines Guerrero.

Luego de reiterar que no existe ninguna disputa entre los gobiernos de Chiapas y Oaxaca, Gabino Cué insistió que no actuó “en presión de nadie”.

“Las comunidades merecen todo mi respeto pero no pueden privar de la libertad a ningún ciudadano. Nadie tiene derecho a retener de manera ilegal a una persona”, argumentó.

Además, el gobernador oaxaqueño reconoció que la Secretaría de Gobernación estaba preocupada por la retención del ejidatario Humberto Luna Ruiz, pues temía por la vida de éste y que fuera “rescatado” por “gente de Chiapas”.

“Nosotros tenemos que preservar el orden, la paz y la legalidad; y por eso se hizo el operativo”, argumentó.

“La ley es la ley y nadie puede privar de la liberad a nadie. Afortunadamente no hubo hechos que lamentar, la persona que estaba retenida fue entregada al gobierno de Chiapas y (de los siete detenidos) no hay delitos que perseguir”, añadió.

Entrevistado al término del simposio internacional “El Desarrollo reglamentario del derecho de los pueblos indígenas a la consulta y el consentimiento previo, libre e informado”, Gabino Cué insistió en que el gobierno de Oaxaca no atacó a los habitantes de San Miguel Chimalapa. “Lo que hizo—agregó– fue preservar la ley”.

Libres, los comuneros detenidos

Anoche, después de 13:00 horas de haber sido detenidos, los siete comuneros de los Chimalapas salieron “libres con todas las garantías de ley”.

El procurador general de Justicia del estado, Manuel de Jesús López, informó que después de permanecer en calidad de presentados por los hechos ocurridos a las 9:40 horas de este miércoles en San Miguel Chimalapa, fueron liberados Florido Antonio Cruz, Roque Sánchez Gutiérrez, Amado Miguel Gutiérrez, Bernabé Solano Jiménez, Angélico Solano Jiménez, Gustavo Guzmán Dolores y Benjamín Sánchez Gutiérrez.

Asimismo, Jorge Humberto Luna Salinas fue entregado a autoridades chiapanecas después de que un médico verificó que no sufrió agresiones en su integridad física y psicológica durante los cinco días de retención en la comunidad Chimalapa.

El procurador explicó que si bien los comuneros zoques quedan sujetos a investigación por su probable participación en los hechos de este miércoles, el Sistema Acusatorio Adversarial (juicios orales) que se practica en la región del Istmo de Tehuantepec, les permite gozar de libertad sin ninguna restricción.

En presencia de Juan Rodríguez Ramos, visitador de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), quien certificó en el lugar de los hechos que no se vulneraron las garantías individuales, el procurador se comprometió a aplicar la ley contra los servidores públicos a los que se les compruebe que incurrieron en abusos de fuerza pública.

En tanto, el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, ratificó el compromiso de Gabino Cué de respaldar la lucha de los comuneros Chimalapas, por el respeto al territorio que les pertenece desde tiempos inmemorables. “Defenderemos con la ley y la razón en la mano sus derechos”, afirmó.

Por otra parte, 23 organizaciones entre ellas la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SCNJ) cuestionaron al gobierno aliancista porque “se ha desentendido de la demanda para procurar la defensa de las tierras ancestrales de las comunidades de Santa María y San Miguel Chimalapas, pertenecientes al pueblo zoque”.

Al contrario, afirmaron, con la represión a los comuneros de San Miguel Chimalapa lo que está haciendo Gabino Cué es una exhibición de “la fuerza del Estado” propia de un régimen dictatorial.

Mencionaron que “la esperanza que se tenía de que con el actual gobierno oaxaqueño se diera un cambio que significara la atención de los reclamos de los pueblos del estado, se ha ido diluyendo de manera acelerada y cada vez hay más ejemplos en donde se advierte el apoyo gubernamental a intereses externos, pasando por encima de los derechos de nuestras comunidades oaxaqueñas”.

Comentarios

Load More