Los perdedores en Michoacán

MÉXICO, D.F. 14 de noviembre (apro).- La elección en Michoacán, del pasado domingo 14, dejó dos grandes perdedores: el presidente Felipe Calderón y el PRD.

El Partido de la Revolución Democrática, por un lado, pagó caro el costo de sus divisiones internas y de la guerra sucia impulsada por el gobierno de Felipe Calderón, que a través del llamado “michoacanazo” vinculó a varios de sus alcaldes con el narcotráfico. Su candidato, Silvano Aureoles, quedó en tercer lugar con 28.88% de los votos, con lo que el PRD pierde uno de sus principales feudos.

En el caso del PAN, el abierto apoyo de Calderón a su hermana, Cocoa, y su alianza con el partido de la maestra Elba Esther Gordillo (Nueva Alianza), no lograron detener la inercia triunfadora del PRI.

Luisa María Calderón va en segundo lugar con 32.67% de los sufragios.

El PRI, en cambio, recuperó el bastión que perdió hace 10 años. A pesar de las acusaciones de sus adversarios del PAN y del PRD, en el sentido de que el priista Fausto Vallejo recibió el respaldo de grupos del crimen organizado, éste logró 35.39% de los votos de los michoacanos, lo que fue visto por algunos priistas como la antesala para el 2012.

Incluso el aspirante presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, quien desde Washington celebró la “virtual” victoria del candidato de su partido a la gubernatura de Michoacán, auguró con ello un futuro exitoso para el priismo en los comicios presidenciales del próximo año.

De acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares, el candidato del PRI-PVEM, Fausto Vallejo, obtuvo el primer lugar con 35.39% de las preferencias, seguido de Luisa María Calderón, candidata del PAN- Panal, con 32.67%, y en tercer lugar se colocó el candidato del PRD, PT y Convergencia, Silvano Aureoles, con 28.88%.

Con estas cifras, Vallejo habría ganado la elección con una diferencia de apenas 2.72% respecto de la candidata panista, Luisa María Calderón, la hermana del presidente de la República.

Según los resultados que arroja el PREP, la coalición PRI-PVEM aventaja en 44 de los 112 municipios donde hubo elecciones; el PAN-Panal en 32 –dos de ellos en alianza con el PRI y Partido Verde: Parácuaro y Aguililla–, y el PRD-PT-Convergencia en 31.

Sin coalición, el PT obtuvo el triunfo en Ocampo, Purépero y Santa Ana Amaya, y todo parece indicar que Tzintzuntzan será para Convergencia, en tanto que el Verde Ecologista aventaja en Tangancícuaro.

No obstante, la mayoría de los resultados pueden variar, debido a que los porcentajes del PREP en algunos municipios apenas alcanza 26% de la votación total, y sólo La Huacana, donde PRI-PVEM obtuvieron la mayoría de votos, lleva 69% de los sufragios contabilizados.

Respecto de las 24 diputaciones de mayoría relativa, el PRI y los ecologistas llevan ventaja en 11, con porcentajes que fluctúan de 32 a 49%; PAN-Panal en cinco Distritos, y PR-PT-Convergencia en ocho, con los mismos porcentajes.

Sin coalición, el PRI aventaja en Morelia, Pátzcuaro, Múgica y Uruapan; el PRD-PT-Convergencia en Lázaro Cárdenas, y el PAN-Panal en Zamora, Jacona, La Piedad y Ario de Rosales.

Por otra parte, se informó que en por lo menos 27 municipios se impugnarán los resultados de la elección de planillas para la integración de ayuntamiento, ya que la diferencia entre el primero y el segundo lugar es de 5% o menos, de acuerdo con el PREP.

En seis municipios ya es seguro el recuento de voto por voto, dado que la diferencia es de 1% o menos, como en Huetamo y Nocupétaro, donde prácticamente hubo un empate, pues la diferencia entre el primero y segundo lugar es de únicamente cuatro votos.

La capital del estado, Morelia, arrojó una diferencia de sólo 372 votos entre las coaliciones “Unidad es nuestra fuerza” (PRI-PVEM) y “Michoacán nos une” (PAN.Panal), en tanto que en Tlalpujahua la diferencia de votos entre el primero y el segundo lugar es de 535.

Entre los municipios con una diferencia menor a los 100 votos (menos de 1%) destacan Tangamandapio, con una diferencia de 28 sufragios entre el primero y segundo lugar; Tuzantla, 33; Panindícuaro, 41, y Jiménez, 54.

En Churintzio, Erongarícuaro, Morelos, Tancítaro, Jungapeo, Taretan, Madero, Jiquilpan y Maravatío, la diferencia de votos entre el primero y segundo lugar representa más de 1%, pero no llega al 2%.

Municipios como Chinicuila tienen una diferencia de 4.14%, aunque el número de votos es de solo 113; Cabinda (3.66%), 161 votos; Santa Ana Maya (3.21%), 174; Huaniqueo (4.83%), 180; Ocampo (2.27%), 201; Tiquicheo (3.39%), 201; Jiquilpan (1.78%), 258; Nahuatzen (2.86%), 367; Maravatío (1.98%), 540, y Quiroga (4.71%), 572 votos.

Otros municipios donde la distancia entre el primero y segundo lugar podría derivar en impugnaciones a los resultados son Lázaro Cárdenas, con una diferencia de 5.72%, cantidad que representa 2 mil 802 sufragios, y Zamora, donde la diferencia es de 5.93% y tres mil 111 votos.

La participación ciudadana alcanzó 54.21% del padrón electoral, y los votos nulos sumaron 3.01%.

Comentarios