Denuncian “levantón” de un cura en Jalisco

GUADALAJARA, Jal., (apro).- El sacerdote católico Porfirio Galindo, responsable de la parroquia en Ciénega de Mata, en el municipio de Lagos de Moreno, fue levantado por un grupo de plagiarios, junto con un joven que lo acompañaba.

De acuerdo con el procurador de Jalisco, Tomás Coronado Olmos, el sacerdote fue golpeado y posteriormente abandonado sobre la carretera federal 70, donde el pasado domingo ocurrió el incidente, sin embargo –agregó– Jorge Dueñas, de 18 años de edad, quien acompañaba al religioso, se mantiene en calidad de desaparecido.

Las víctimas fueron bajadas por la fuerza cuando viajaban en una camioneta Jeep Liberty azul, y luego subidas a una de las unidades que los delincuentes utilizaron para montar el falso retén donde las detuvieron.

Posteriormente, los presuntos secuestradores se llevaron a los plagiados con dirección a Ojuelos, un municipio jalisciense que hace frontera con el estado de Zacatecas.

El secuestro se registró sobre la carretera federal 70, que une a Aguascalientes con Ojuelos, cerca de la delegación municipal de  Betulia, perteneciente a Lagos de Moreno.

El obispo de Aguascalientes, José María de la Torre, denunció el hecho el pasado lunes 14, e indicó que desde hace algunos años los representantes de la Iglesia católica de Aguascalientes advirtieron al procurador de Jalisco sobre las condiciones de alto riesgo en la zona.

“Yo tuve la oportunidad de decirle al procurador (Tomás Coronado) que esas carreteras eran muy peligrosas… la de Santa María Transpontina, la de San Juan a la “Chona” (Encarnación de Díaz), le dije que las de San Luis y la de Betulia (en Lagos de Moreno) son muy peligrosas porque están abandonadas. Sin duda alguna, hay que presentar la demanda al gobierno de Jalisco”, añadió, y exigió el pleno esclarecimiento de ese acontecimiento.

Comentarios

Load More