Falla la Corte contra ‘La Jornada’ en litigio con ‘Letras Libres’

MÉXICO, D.F. (apro).-  La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reafirmó el criterio jurisprudencial de que el derecho a la libertad de expresión está por encima del derecho al honor.

Bajo ese principio, la Primera Sala del máximo tribunal negó el amparo al periódico La Jornada en el litigo civil que tenía desde hace siete años en contra de la revista Letras Libres, por la publicación de un texto que el diario consideró como causante de daño moral.

En la decisión mayoritaria, de cuatro votos a uno, los ministros que integran la Primera Sala de la Corte establecieron que la libertad de expresión goza de una posición preferencial frente al derecho al honor, sobre todo cuando se ejerce por parte de los periodistas.

A propuesta del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presidente de la Primera Sala, los ministros consideraron que los medios de comunicación son entes públicos cuyo derecho al honor es menos resistente que el de la libertad de expresión por la importancia de ésta tiene en la libre circulación de las ideas y juicios de valor inherentes en una sociedad democrática.

Junto con Zaldívar votaron los ministros José Ramón Cossío Díaz, Olga Sánchez Cordero y Jorge Mario Pardo Rebolledo. En contra estuvo el ministro Guillermo Ortiz Mayagoitia.

Con su resolución, los ministros confirmaron la sentencia de una Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, que le negó el amparo a La Jornada en el juicio civil por daño moral por la publicación del artículo “Cómplices del Terror”, publicado en agosto de 2004 por el entonces subdirector de Letras Libres, Fernando Adalberto García Ramírez.

En ese texto, el autor cuestionó a La Jornada por haber llegado a un acuerdo de intercambio de información con la publicación nacionalista vasca Gara, identificado por García Ramírez como “el periódico del brazo político de ETA”, el grupo armado que en octubre pasado depuso la lucha armada en su reivindicación de separar al País Vasco de España.

García Ramírez calificó el acuerdo como “una variante escrita de la lucha terrorista contra la ley”.

La posición mayoritaria de la Primera Sala consideró que las opiniones publicadas por Letras Libres deben estar enmarcadas en el ejercicio de la libertad de expresión, como una crítica para comentar la línea editorial de La Jornada.

Si bien el texto tiene un tono mordaz, no rebasa los límites de la libertad de expresión, además de que el diario pudo haber hecho uso de su derecho de réplica para refutar esas opiniones, señalaron.

“Las expresiones son fuertes y graves, pero no las convierte en violaciones al derecho al honor”, dijo el ministro Cossío, quien recordó que esa misma Sala ya privilegió el derecho a la libertad sobre el derecho al honor cuando le negó un amparo a Marta Sahagún, en su demanda de daño moral contra la revista Proceso.

En su resolución, los ministros explicaron que el derecho al honor prevalece cuando la libertad de expresión utiliza expresiones que están excluidas de la protección constitucional; es decir, cuando son absolutamente vejatorias.

Aclararon que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no reconoce un derecho al insulto o a la injuria gratuita, pero tampoco veta expresiones inusuales, alternativas, indecentes, escandalosas, excéntricas o simplemente contrarias a las creencias y posturas mayoritarias, aun y cuando vayan acompañas de expresiones no verbales.

Al final del debate, el autor de la ponencia, el ministro Zaldívar señaló que con esta resolución “ganamos todos, ganan los medios de comunicación y con ello gana la democracia”.

 

Comentarios

Load More