Alcalde de Tlapa exige cese la persecución en su contra

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El alcalde priista de Tlapa de Comonfort, Willy Reyes Ramos, exigió hoy al gobernador Ángel Aguirre Rivero, que ordene a la procuraduría general de Justicia del estado (PGJE) que cese la persecución en su contra.

Además, anunció que iniciará una serie movilizaciones para defenderse de las acusaciones que se le imputan por el crimen del diputado federal priista Moisés Villanueva de la Luz y el asistente de éste, Eric Estrada.

Esos señalamientos, dijo, son actos “ilegales” del gobierno local, que además violentan la ley, subrayó.

En conferencia de prensa en la ciudad de México, en el despacho de su abogado Javier Olea Trueheart, el alcalde demandó a Aguirre Rivero que emita públicamente una opinión sobre la honorabilidad de su persona y permita que representantes de diversas comisiones de derechos humanos supervisen el caso del doble crimen, del que lo acusan de ser el autor intelectual.

Las declaraciones que ayer hizo Reyes Ramos ocurrieron pocas horas después de que la PGJE presentó en esta capital al director de Seguridad Pública de Tlapa de Comonfort, Francisco Flores Lorenzo, La Brocha, quien presuntamente se encargó de contratar, por órdenes del alcalde, a los sicarios que liquidaron al diputado federal, supuestamente porque “le estorbaba políticamente”.

Reyes Ramos acusó al gobierno del PRD y a la PGJE, encabezada por Alberto López Rosas, de armar un complot basado en las intrigas para eliminarlo de la contienda por la diputación federal por el PRI para el 2012, y se dijo “perseguido político”.

Además, pidió al presidente nacional del PRI, Humberto Moreira, así como al priismo de todo el país, su solidaridad ante lo que definió como “una embestida” de un gobierno del PRD que pretende tomar su caso como bandera política para señalar a los priistas de “dirimir sus conflictos a balazos”.

Asimismo, anunció que emprenderá movilizaciones populares para defenderse y que utilizará todas las herramientas jurídicas a su alcance para echar por tierra las acusaciones que se le hacen.

Reyes Ramos aseguró que no anda huyendo y que su visita a la ciudad de México, el pasado martes 22, fue para reunirse con sus abogados. Pero, además, responsabilizó al procurador de Justicia, Alberto López Rosas, de cualquier cosa que le pueda ocurrir a él y a su familia.

En el municipio de Tlapa, remató, la PGJE ha desatado una persecución al estilo de “la Gestapo”, pues los agentes ministeriales están interceptando llamadas y vigilando a funcionarios municipales y sus familiares.

Antes de concluir, el alcalde señaló que existen diversas contradicciones en las declaraciones de los cuatro detenidos, mismas que ha difundido la dependencia estatal, porque no coinciden en tiempo, lugar y hora, ya que señalan que la presunta reunión entre Reyes Ramos y los sicarios ocurrió el 3 de septiembre en Tlapa, cuando supuestamente se pactó la muerte de Villanueva de la Luz a cambio de 300 mil pesos.

Comentarios

Load More