Miles de indígenas de Chiapas realizan peregrinación por la paz

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIS. (apro).- Más de 8 mil indígenas católicos, procedentes de las 54 parroquias que conforman la diócesis local, realizaron una peregrinación por las principales calles de San Cristóbal de las Casas donde se concentraron en la Plaza de la Paz para celebrar una misa.

El obispo Felipe Arizmendi explicó que “el objetivo de la peregrinación es hacer oración y presentar una palabra acerca de los problemas de alcoholismo que hay, sobre la destrucción contra la madre tierra y pedir por la paz y el progreso para Chiapas”.

Otros de los motivos de la peregrinación, detalló, son “pedir a Dios que nos ilumine para que tratemos mejor a los migrantes, para que haya trabajo para todos y para que los jóvenes puedan reencauzarse por el buen sendero”.

Asimismo, abundó, para que los cauces de la política y los movimientos actuales que hay de las precampañas y campañas sean para el bien de Chiapas.

En una homilía celebrada en la Plaza Catedral, se refirió a la lectura en la que el profeta Daniel fue lanzando a los leones, pero luego fue salvado y liberado.

Como él, advirtió, hoy “muchas personas están en el foso, en el agujero, en el abismo, rodeadas de leones. Leones son las grandes empresas cerveceras y fabricantes de alcoholes, que con sus ganancias inmorales despedazan a los pobres y se los comen.

“Leones son los cantineros, a quienes no importa destruir la dignidad humana de sus hermanos, con tal de ganar dinero. Leones son las autoridades gubernamentales de todo nivel cuando, por corrupción y complacencia, no aplican debidamente las leyes de salud”, acusó.

Añadió que “leones son las empresas mineras, que hacen fosos, hoyos profundos, barrancos, excavaciones, sin importarles la protección del ambiente”.

Agrupados en la organización El Pueblo Creyente y en las comunidades eclesiales de base, los miles de indígenas dijeron que ven con dolor cómo en Chiapas hay mayor pobreza, migración, resurgimiento de enfermedades como el sida, suicidios y despojos de tierras.

“Somos testigos de cómo algunos programas gubernamentales crean dependencia y pobreza, y nos preocupa que los llamados ‘macro-proyectos’, provenientes de intereses transnacionales, pretendan apropiarse y controlar el territorio y los recursos naturales de nuestro Estado”, denunciaron.

En el acto, en el que los indígenas chiapanecos recordaron al tatic Samuel Ruiz García, quien falleció el 25 de enero anterior, también hicieron un llamado a los gobiernos federal y estatal para que escuchen la voz de las comunidades y pongan en marcha los acuerdos de San Andrés.

Además, se promuevan los decretos y leyes pertinentes para proteger la biodiversidad, los recursos y el territorio de Chiapas, “así como las semillas nativas que representan el patrimonio milenario de nuestras culturas”.

Comentarios

Load More