Ayuda DEA a cárteles mexicanos a lavar dinero: The New York Times

WASHINGTON (apro).- La Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) colabora con los cárteles del narcotráfico de México para “lavar” el dinero procedente de la venta de narcóticos en territorio estadunidense, reveló este domingo el diario The New York Times.

Como parte de una estrategia para “rastrear” el dinero que sale de la venta de las drogas, la DEA, de acuerdo con el artículo de ocho columnas de este domingo, ayuda a los narcotraficantes a meter a México cantidades desconocidas de millones de dólares.

“Agentes antinarcóticos estadunidenses encubiertos, han lavado o traficado millones de dólares procedentes de la venta de drogas como parte del creciente papel de Washington en la lucha contra los cárteles (del narcotráfico) en México”, destaca el amplio reportaje de primera plana del influyente rotativo.

Bajo el argumento de detectar e identificar las estrategias que usan los narcotraficantes para lavar dinero, el reportaje firmado por Ginger Thompson, apunta que los agentes de la DEA “han manejado cargamentos de miles de dólares para su cruce fronterizo”. Los agentes estadunidenses incluso depositan el dinero en las cuentas (bancarias) que les designan los propios narcotraficantes o en otras creadas por las autoridades del gobierno de Barack Obama.

Sustentado con entrevistas a funcionarios y exfuncionarios de la DEA, el reportaje de The New York Times enfatiza que aun cuando esta estrategia para identificar los métodos de lavado de dinero procedente de la venta de narcóticos se aplica en otros países desde hace tiempo, en México este método se comenzó a emplear hace solamente unos años.

“Las actividades de alto riesgo levantan preguntas delicadas sobre la efectividad de la DEA para atrapar a los capos, subraya las preocupaciones diplomáticas sobre la soberanía mexicana, y opaca la línea entre la supervisión y facilitar las actividades criminales”, puntualiza el reportaje de primera plana del Times.

Lo grave de este tipo de actividades de la DEA –que también está siendo acusada como protectora del cártel de Sinaloa– de acuerdo a los documentos que se han presentado ante la Corte Federal del Distrito Norte de Illinois, donde se prepara el juicio del presunto narcotraficante Jesús Vicente Zambada Niebla, es que “permite a los cárteles seguir con sus operaciones por meses o años, antes de hacer decomisos o arrestos”.

Los entrevistados por la reportera de The New York Times rechazaron cualquier comparación de esta operación de lavado de dinero, con la bautizada como Rápido y Furioso, bajo la cual el gobierno federal de Estados Unidos permitió, orquestó y facilitó el tráfico ilegal de armas a México con el propósito de identificar para desmantelar a la red a cargo de esta actividad criminal, pero que al final resultó en un fracaso total que derivó en que más de 2 mil 500 armas terminaron en manos de los narcotraficantes mexicanos.

“Mi regla fue: si vamos a lavar dinero será mejor que entreguemos resultados, de otra forma la DEA podría terminar con el principal lavador de dinero en este negocio y ese dinero daría como resultado violencia y muertes”, declaró un agente de la DEA a The New York Times.

Todos los funcionarios entrevistados por este periódico, y de acuerdo con la reportera, aceptaron hablar del asunto bajo la estricta condición del anonimato.

El rotativo acota que la participación de la DEA en el lavado de dinero que forma parte de una estrategia de unos 50 proyectos, todos autorizados por el Departamento de Justicia, no se realizaban en México desde 1998.

“Pero eso cambió en años recientes después de que el presidente Felipe

Calderon declarara la guerra a los cárteles, y de que enlistara a Estados Unidos para jugar un papel principal para confrontarlos, debido a que sus fuerzas de seguridad tenían poca experiencia y una larga historia de corrupción”, establece el reportaje del diario.

Las operaciones encubiertas del gobierno de Estados Unidos en contra de los cárteles de México no son nuevas, todas, según el reportaje son del conocimiento y aprobación del gobierno del Departamento de Justicia. Los entrevistados se negaron a señalar cuánto dinero ha lavado la DEA, pero simplemente sostienen que ha sido mucho. “Si te vas a meter al negocio de lavar dinero… tienes que tener la capacidad de lavar dinero”, aclaró un agente estadunidense al periodico.

De acuerdo con la explicación que hace The New York Times de esta estrategia de la DEA, agentes mexicanos quienes se hacen pasar por traficantes, acompañados de autoridades estadunidenses, recogen el dinero en efectivo de los traficantes en México. “Los agentes estadunidenses transportan el dinero en efectivo en vuelos gubernamentales para depositarlo en cuentas bancarias de los narcotraficantes en Estados Unidos para luego, por medio de giros electrónicos, enviarlo a las compañías que proveen bienes y servicios a los cárteles”, destaca el recuento de The New York Times.

En otros casos, son los mismos agentes de la DEA que se encargan de recoger el dinero en efectivo dentro de Estados Unidos, y quienes lo envían directamente a los cárteles en México.

Exfuncionarios estadunidenses le aseguraron al diario que el Departamento de Justicia ha autorizado a la DEA a lavar hasta 10 millones de dólares procedentes de la venta de las drogas.

El reportaje subraya que “no está claro” que este tipo de operaciones esté por encima de los riesgos que implica instrumentarlas. Aclara además que el decomiso de dinero a los cárteles ha sido mínimo.

“El año pasado la DEA decomisó unos mil millones de dólares en dinero en efectivo y bienes, mientras que el gobierno mexicano confiscó unos 26 millones de dólares por medio de investigaciones sobre lavado de dinero, lo cual es una pequeña fracción de los 18 mil ó 39 mil  millones de dólares, que se estima fluye entre los países –procedente de la venta de drogas–”, remató el artículo.

Comentarios

Load More