Combatir el crimen o retirarse, pide Morales a delegados regionales

MÉXICO, D.F., (apro).- La titular de la Procuraduría General de la República, Marisela Morales, emplazó hoy a los delegados regionales a combatir el crimen organizado y a conducirse con ética y profesionalismo.

Durante una reunión con los representantes de la PGR en las 32 entidades del país, la funcionaria, que ayer fue declarada “Abogada de Mérito 2011” por colegios, asociaciones y barras de abogadas del estado de Puebla, les advirtió que si no están dispuestos a cumplir con esa misión que mejor se retiren.

Hoy tenemos el privilegio de poder hacer algo por nuestro país, yo creo que si no lo hacemos, sería cobarde de nuestra parte, porque si no queremos o no podemos, mejor hay que retirarse”, puntualizó.

Como servidores públicos, dijo, no deben olvidar que deben tratar bien a la gente, dado que la esencia del servicio público es el trato amable, correcto, sobre todo a quien ha sido víctima de la delincuencia.

Añadió:

“Sólo con el trabajo comprometido y honesto se logrará la credibilidad y confianza de la ciudadanía, que es lo que necesita en este momento el país y la Procuraduría”.

De acuerdo con Morales, sólo sumando las capacidades institucionales puede enfrentarse el grave problema de la delincuencia organizada, como delitos contra la salud, lavado de dinero, trata de personas, piratería y el tráfico de indocumentados y menores, entre otros.

La procuradora pidió a los delegados estatales “dejar huella” en la atención a las demandas ciudadanas. “A diferencia la hace el compromiso y esfuerzo”, remató.

En agosto pasado, luego de la renuncia de 21 delegados estatales de la PGR, Marisela Morales advirtió que no permitiría que los funcionarios, escudándose en un cargo, “traicionen al país, a los mexicanos y a las instituciones. Eso no lo vamos a permitir”.

En una entrevista radiofónica, Morales afirmó que estaba realizando “una depuración a fondo de la PGR”, y lanzó: “Vamos a actuar sin ninguna consideración, con todo el rigor de la ley”.

Cuando se le preguntó si los 21 delegados fueron despedidos o ellos renunciaron, Morales se limitó a explicar que fue parte de un proceso en el que hubo evaluaciones con ellos, y en esos casos, señaló, se les dio la opción y decidieron renunciar de manera voluntaria.

Asimismo, manifestó que para ocupar las delegaciones se tienen que reunir ciertos requisitos que están en la ley, y uno de ellos es aprobar las evaluaciones periódicas. Esa –añadió– fue una de las razones por las que se dieron las renuncias.

“Necesitamos a personal que cubra todos los requisitos que la ley establece y, sobre todo, que tengan compromiso, sentido de la responsabilidad y vocación que todo servidor público debe tener”, sostuvo.

Comentarios

Load More