Según la SCT, todo está en regla

Fernando Ortega Pizarro

No se puede acabar con la política discrecional en el otorgamiento de concesiones de TV por cable, porque no existe tal, asegura la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

“La Ley Federal de Telecomunicaciones de 1995, buscó acotar la discrecionalidad de la autoridad. Así, quien cumpla con los requisitos de la ley para obtener redes públicas de telecomunicaciones locales, se le otorga la concesión. Por tanto no se considera que sea una política discrecional, ya que a todos los que cumplen los requisitos se les trata igual y no se les discrimina o niega concesiones por tratarse de alguna persona en especial.”

A solicitud de Proceso, la SCT respondió por escrito a las quejas de los concesionarios por el otorgamiento de dobles concesiones, que consideran inoperantes y en algunos casos ilegales.

Según la SCT  la Ley Federal de Telecomunicaciones no contempla mínimos ni máximos en el número de operadores que pueden prestar servicios en una plaza determinada, además de que “los títulos de concesión correspondientes, establecen con total claridad que las concesiones no otorgan derechos reales y por lo tanto no existe exclusividad sobre alguna plaza determinada”.

Sobre el caso de la familia Juaristi, precisó:       “En primer lugar, las dobles o triples concesiones no están prohibidas conforme a la ley, sin embargo el caso que señala del señor Juaristi, efectivamente un juez ordenó a esta Secretaría que algunas de sus concesiones se declararan insubsistentes, consecuenemente, y en pleno acato a la instrucción judicial, se emitió el acto administrativo mediante el cual se dejan insubsistentes tales concesiones. La razón por la cual el señor Juaristi sigue operando tales concesiones, es debido a que el acto administrativo por medio del cual se dejan insubsistentes las concesiones, ha sido recurrido legalmente por el interesado, y consecuentemente la resolución secretarial no ha causado estado, es decir, aun no está firme”.

Acerca de la competencia desleal, aclaró: “La Ley Federal de Telecomunicaciones establece en su artículo 60 que los concesionarios y permisionarios fijarán libremente (en negritas, en el original) sus tarifas de los servicios de telecomunicaciones en términos que les permitan la prestación de dichos servicios en condiciones satisfactorias de calidad, competitividad, seguridad  y permanencia. Lo anterior implica que la regla general es que existe libertad tarifaria, mientras dichas tarifas les permitan continuar prestando los servicios. Sin embargo, en el propio capítulo de tarifas se establece que para poder imponer condiciones tarifarias mayores o específicas a un prestador de servicios de telecomunicaciones, sería necesario que al mismo se le determinara con poder sustancial en algún mercado relevante. Por otro lado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no tiene facultades para determinar si alguien realiza prácticas predatorias”.

Los concesionarios han solicitado amparo en contra de las segundas concesiones de Juaristi y Belmonte. De ellas, hay tres a favor de Tele Azteca, Televisión del Norte de Coahuila y Megacable; y tres en contra de Comunicable, Telecable del Centro y Cable de Tuxtla. Están en trámite las solicitudes de amparo de TV Cable de Provincia, Telecable de la Laguna, Televicable del Centro, Televisión por Cable del Norte de Sonora, Televicable de la Barca y Telecable de Juchitán.

Luis Capin Martínez, abogado de quince concesionarios, considera que solicitarán una resolución de la Suprema Corte de Justicia para que se establezca una jurisprudencia en este conflicto.

Comentarios