Caso Amigos de Fox: el IFE recupera terreno

Rodolfo Montes

Más allá del desistimiento de Lino Korrodi sobre el amparo que le otorgó un juez federal para impedir que sean revisadas sus cuentas bancarias personales, en por lo menos cuatro juzgados federales el Instituto Federal Electoral (IFE) ha logrado asestar igual número de reveses a los Amigos de Fox, pues consiguió su incorporación en los juicios como tercero perjudicado.

Más aún. Luego de que el IFE estuvo marginado por varias semanas del Pemexgate, el procurador General de la República, Rafael Macedo de la Concha, se comprometió, el lunes 7, a entregarle el expediente completo de ese caso a más tardar el próximo viernes 18 y así comenzar a analizar si hay lugar o no para sancionar al PRI, de confirmarse que recibió recursos de Petróleos Mexicanos, a través del sindicato de trabajadores petroleros, para la campaña presidencial de Francisco Labastida Ochoa, mismos que no habrían sido incluidos en las cuentas que entregó al IFE.

En entrevistas por separado, los consejeros electorales integrantes de la Comisión de Fiscalización del IFE, Jaqueline Peschard y Jaime Cárdenas, así como el secretario técnico de ésta, Arturo Sánchez, hablan sobre la recuperación del manejo de los dos casos que tienen perturbado el ambiente político del país.

Pese a esa marginación, dicen, “nunca nos quedamos postrados ni cruzados de brazos”.

Y sí. Un informe entregado a los consejeros electorales sobre el estado que guardan los juicios de amparo relacionados con las investigaciones de la Comisión de Fiscalización en el caso de Amigos de Fox, el director jurídico del IFE, Fernando Agíss Bitar, adjuntó el 9 de octubre, la actualización detallada de cada uno de los diez amparos promovidos por Korrodi, Carlota Robinson, Carlos Rojas Magñón e instituciones bancarias ante diversos juzgados federales.

Por lo que hace al expediente 1048/2002, radicado en el Juzgado 6 de Distrito en Materia Administrativa, en el cual el Grupo Financiero BBVA Bancomer promovió un juicio de amparo en contra de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el IFE ya fue considerado como tercero perjudicado.

Si bien el juez concedió también la suspensión definitiva –que no amparo definitivo–, el IFE, al ser reconocido como tercero perjudicado en ese juicio, presentó recurso de revisión en contra de tal suspensión.

Este caso es el que documentó Proceso en su número 1334, en el que se mostraron copias de algunos de los cheques aportados por empresarios durante la precampaña de Fox.

Otro caso más en el que el IFE logró ser incluido por el juez como tercero perjudicado, es en el expediente 960/2002, promovido por K Beta, empresa de Korrodi, por lo que sus abogados presentaron un recurso de queja en contra del auto que le otorgó al IFE la calidad de tercero perjudicado. Tanto el IFE como el Ministerio Público presentaron también recursos de revisión impugnando la suspensión definitiva.

A Carlota Robinson Kahuachi también se le apareció el IFE en su promoción de juicio de amparo, bajo el expediente 962/2002 radicado en el Juzgado 7 de Distrito en Materia Administrativa. En este caso la autoridad electoral está metida de lleno interponiendo recursos de revisión sobre los fallos de la juez Luz María Díaz.

El IFE dio el cuarto golpe a los Amigos de Fox en el mismo juzgado, pero ahora contra el Instituto Internacional de Finanzas de Carlos Rojas, organismo mediante el cual se inyectaron 200 mil dólares de la empresa belga Dehydration Technologies Belgium a la campaña foxista, lo cual fue denunciado por el priista Enrique Jackson en 2000.

Por lo que hace al expediente 702/2002 promovido en el Juzgado 1 de Distrito en Materia Administrativa por Grupo Alta Tecnología en Impresión, también empresa de Korrodi, la autoridad electoral tiene interpuesto un recurso de queja en contra del auto que “nos negó la calidad de terceros perjudicados”.

En la misma tesitura está el IFE en el Juzgado 4 de Distrito en Materia Administrativa, en donde la asociación Amigos de Fox promovió un juicio de amparo radicado en el expediente 1066/2002.

La consejera electoral Jaqueline Peschard, asegura que en estos casos “estamos librando esta batalla, estamos dando la pelea para que no sea un asunto entre Korrodi (y resto de Amigos de Fox) y la CNBV. Insistiremos hasta lograr que el IFE se incorpore en todos los juicios promovidos por Amigos de Fox y así poder invocar la ley electoral y las facultades que ésta da a esta autoridad para poder fiscalizar todos y cada uno de los recursos que recibió la campaña presidencial de Alianza por el Cambio”.

Por lo pronto, aclara, en ninguno de los casos se ha otorgado el amparo definitivo, y adelantó que de suceder ello aún quedan dos instancias: Los tribunales colegiados y eventualmente la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para que, a través de una controversia, decida qué es lo que se aplica, y ahí estará el IFE como tercero perjudicado.

Desistimiento irrelevante

El consejero Jaime Cárdenas, considera que el hecho de que Korrodi se haya desistido del amparo que le otorgó el Juzgado 3 de Distrito en Materia Administrativa, “es irrelevante para nuestra investigación, máxime que de las cuentas personales de Korrodi nunca solicitamos información a la CNBV. Más bien fue un acto presuroso de él para ampararse y cubrirse de todo, hasta de lo que no había”.

Incluso así lo confirma la juez María Alejandra de León González, en el juicio de amparo 959/2002 promovido por Korrodi el 9 de julio último. Ese día el mago de las finanzas de Fox solicitó protección contra una supuesta orden de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para que el Banco Bilbao Vizcaya–Bancomer e Ixe Banco no entregaran informes de sus cuentas.

Sin embargo, el 22 de julio le fue negada la suspensión definitiva en virtud de que las leyes impugnadas están ya promulgadas y por lo tanto son hechos consumados contra los que no existe suspensión.

Respecto a la información de las cuentas de BBV-Bancomer e Ixe Banco, la CNVB negó que existiera una orden suya para abrir los estados financieros de Korrodi y por lo tanto no había contra qué protegerlo. El 11 de septiembre Korrodi solicitó el desistimiento y el 25 la juez lo dio por desistido.

“Ese desistimiento –insiste Cárdenas–, no nos importa, sino seguir buscando estar presentes en el resto de los juicios como terceros perjudicados, hasta lograr convencer a la autoridad de que los amparos no proceden para asuntos electorales.”

El secretario técnico de la Comisión de Fiscalización, Arturo Sánchez, dice que el ir ganando el reconocimiento como terceros perjudicados, “si bien no significa que hayamos ganado un juicio, mantiene abierta la posibilidad de que se pueda tener acceso a los dineros de Amigos de Fox y por ello vamos a seguir actuando conforme a derecho”.

Por lo que hace a las declaraciones hechas el jueves 10 por María de los Angeles Fromow, fiscal especial para la Atención de Delitos Electorales, en el sentido de que sólo espera que el IFE ratifique la denuncia de hechos presentada por el PRD en contra de Amigos de Fox, para iniciar sus investigaciones, tanto Jaqueline Peschard como Jaime Cárdenas aclaran a la fiscal que el IFE no tiene porque ratificar dicha denuncia, por lo que se debe iniciar ya el desahogo de las pruebas.

El Pemexgate, a cuentas

Después de que el consejero presidente del Consejo General del IFE, José Woldenberg, solicitó oficialmente y por escrito a la PGR copia certificada del expediente de la averiguación previa 055/FEPADE/2002, el procurador Rafael Macedo de la Concha informó que será a más tardar el próximo viernes 18 cuando entregue voluminoso expediente del Pemexgate a la autoridad electoral.

La documentación servirá, explicó el presidente de la Comisión de Fiscalización, Alonso Lujambio, “para indagar y verificar la certeza de los hechos denunciados en contra del PRI, relativos a la presunta desviación de recursos públicos de la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos”, a la campaña presidencial de Francisco Labastida a través del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, y en consecuencia determinar las sanciones correspondientes.

Comentarios