A un año del asesinato, exigen justicia en caso Marisela Escobedo

MÉXICO, D.F. (apro).- Al cumplirse un año del asesinato de la activista Marisela Escobedo Ortiz, integrantes del Comité de Madres de Jóvenes Desaparecidas efectuaron una marcha en la ciudad de Chihuahua, en demanda de que se esclarezca dicho homicidio.

Los inconformes siguieron la misma ruta que recorrió Escobedo durante su última marcha de protesta por la impunidad en el asesinato de su hija, Rubí Marisol Frayre Escobedo, es decir, de la Fiscalía General del Estado (FGE) Zona Norte a la Ciudad Judicial.

José Luis Castillo, padre de Esmeralda Castillo, desaparecida desde 2009, dijo que es la impunidad lo que motiva las marchas y manifestaciones de protesta, pues “queremos resultados y no simulación”.

Marisela Escobedo fue asesinada el 16 de diciembre del 2010, cuando se manifestaba frente al Palacio de Gobierno de la capital de Chihuahua, mientras que su hija, Rubí Marisol, fue privada de la vida en agosto del 2008.

El esposo de Rubí, Sergio Rafael Barraza, reveló a su padrastro haber cometido el asesinato y en su momento condujo a la policía al sitio en donde abandonó el cuerpo y le prendió fuego.

Luego de su captura, Barraza Bocanegra en tres ocasiones pidió al Ministerio Público un juicio abreviado aceptando la culpa, a fin de recibir una sentencia máxima de 20 años de cárcel, e incluso en el juicio públicamente pidió perdón a la madre de la víctima.

Sin embargo, en abril de 2010, Barraza fue declarado absuelto y entonces Escobedo comenzó una serie de protestas con las que buscaba se recapturara al asesino confeso y se le castigara, hasta que fue asesinada, justo hace un año.

Este viernes 16, desde Texas, Juan Manuel Frayre Escobedo, hijo de Marisela, se comunicó telefónicamente con los manifestantes y comentó que la FEG miente al sostener que el pistolero identificado como Miguel Flores Morán o José Rodríguez Flores, El Payaso, es el autor material del homicidio de la activista de Chihuahua.

Comentarios

Load More