Propone gobernador de Chiapas penalizar la “acechanza”

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- El gobernador Juan Sabines Guerrero propuso una vez más ante el Congreso local tipificar el delito de “acechanza”, una figura jurídica que había sido rechazada en septiembre del 2009 por los diputados locales, luego de que consideraron atentaba contra la labor del ejercicio del periodismo.

Al dar a conocer iniciativa de “Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana” con la que, según él, se pretende dirigir una política migratoria con sentido humanista que garantice los derechos humanos de los migrantes y sus familias, al final de su misiva el gobernador de Chiapas da a conocer de forma escueta que se tipificará también el delito de “acechanza”.

“También se envío una reforma de ley en la que se tipifica la acecha o vigila a aquel que mantenga una vigilancia física o visual de manera constante o repetida, sin orden de la autoridad competente; o a quien hostigue de manera intencional y continúa a través del envío repetido de comunicaciones verbales o escritas o por medios electrónicos”, dice el comunicado oficial.

En septiembre de 2009, por vez primera el gobernador chiapaneco envió una iniciativa para reformar el artículo 222 del Código Penal del Estado de Chiapas y agregar el delito de “acechanza” con una pesa de dos y hasta siete años de prisión a aquellas personas que sigan, persigan, espíen u observen a escondidas a otra, o en su caso siendo policías, éstos hagan lo propio sin tener una orden del juez.

En aquella ocasión el entonces diputado local panista Carlos Pedrero Rodríguez, presidente del grupo parlamentario del PAN, celebró que la iniciativa buscaba dar certeza a los ciudadanos en el estado en el respeto a sus derechos humanos.

Sin embargo, días después, tras la crítica de medios, periodistas y abogados, ésta fue desechada.

De hecho en los medios impresos locales, el entonces fiscal especial para la Atención a Delitos contra Periodistas, Ignacio Soberano Velasco, manifestó su beneplácito por la determinación de los representantes populares, pero sostuvo que el gobernador Juan Sabines pretendía dar una respuesta al relator de la Naciones Unidas en Derechos Humanos al tipificar el delito de “acechanza”.

Según el artículo 222 bis que se buscaba adicionar al Código Penal, el frustrado ilícito de acechanza se definió así:
“Comete el delito de acechanza quien persiga u hostigue de manera intencional y continua, por sí o por órdenes de otra persona, empleando gestos o acciones corporales, dirigidas al acechado, se dirija al correo electrónico o cualquier medio de comunicación electrónica o cualquier otro medio escrito, con la intención de colocar a una persona o personas en una situación de temor en su seguridad o integridad, o bien con la finalidad de obtener un beneficio específico”.

Se detallaba que “será igualmente considerado sujetos activos del delito quienes tengan conocimiento, apoyen o consientan que otros lo realicen. Éste delito se perseguirá por querella del ofendido”.

Comentarios