Vivir en la mira de la ETA

IRRUETA, VIZCAYA.- “Calleja, cabrón, al paredón”. La pinta está en una pared de la estación de ferrocarriles de Bilbao, y es una de tantas en su contra.
El periodista vasco José Luis Calleja, editor del noticiario Euskal Telebista, sabe que está en “la mira de ETA” porque se lo han hecho saber a través de varios medios.
“Las primeras amenazas que recibí fueron mediante un cartel que se publicó hace dos años, que ponía `asesinos, os vamos a botar de Euskadi’, un cartel de las juventudes de Jarrai. En junio pasado bajaba con mi hijo un domingo a comprar los periódicos y me hicieron una pinta en la fachada de mi casa: `Calleja, cabrón, al paredón’, firmada por ETA. La última son las amenazas genéricas a periodistas aparecidas en los documentos de KAS, y he visto fotos mías en manifestaciones y decenas de pintas”, comenta en los estudios de televisión donde prepara el próximo noticiario del día.
Diferentes asociaciones de la prensa española han manifestado su rechazo a las amenazas de KAS y la semana pasada un grupo de periodistas vascos repudió las amenazas en una concentración pública y gritó: “¡no nos callarán!”.
–¿Por qué a usted?
–Como profesional de un medio de comunicación, he tenido una postura clara en favor de la paz y contra el terrorismo, y ellos no toleran la menor discrepancia, tienen una mentalidad militar.
–ETA ha ampliado su espectro de enemigos, ¿es una nueva etapa?
–Cuando una organización se crea siempre más enemigos que amigos, es que ya no tiene ninguna vocación de influir en la vida política del país; simplemente tiene una dinámica que es matar, matar, matar. En la actualidad ETA ha conseguido tener enfrentada a toda la sociedad. Eres un enemigo si eres militar, policía, transeúnte, periodista, político. No hay sector de la sociedad que quede fuera, hasta los niños de tres años.
–¿Cómo ve el cambio generacional en ETA?
–Ahora lo que hay es un fenómeno de marginación, de gente joven con nula preparación intelectual, teórica, no tienen ningún fundamento ideológico y simplemente los mueve el impulso de matar. ETA está en las manos de la gente menos preparada intelectualmente, con menos experiencia, que no conoce lo que fue el franquismo, que piensa que la democracia es una dictadura, porque no conocen lo de antes. Es una generación que impone sus teorías: “como somos los que más matamos, somos los que mandamos”.
–¿Es un retroceso?
–Totalmente, van para atrás. Y creo que el futuro los hará cada vez más violentos, cada vez más radicalizados, cada vez más aislados de la sociedad y cada vez más peligrosos. ETA se ha metido en una dinámica en la cual sólo sabe matar y en la que cualquier intento de racionalizar las cosas se interpreta como una traición, y en esas polémicas siempre gana el más bruto, el que pone la pistola antes encima de la mesa, el más sanguinario. Ese es el drama.
–Sin embargo, ETA cuenta con apoyo en la sociedad vasca…
–Pero ha perdido fuerza, ha perdido votantes; HB ha llegado a tener más de 200,000 sufragios, pero en la actualidad tiene 160,000. Desde luego, hay que reconocer que todavía poseen mucha fuerza.
–¿Cuál es la misión de los medios de comunicación en este conflicto?
–En esta situación, en que unos matan y otros morimos, si estuviéramos en guerra sería distinto, es una guerra desigual, por eso la obligación nuestra debe ser muy clara, es la opinión mayoritaria de este país; de cada 100 personas, hay más de 90 contra la violencia, y los periodistas tenemos que recoger ese sentir de esos 90. Los periodistas tenemos que ser beligerantes y activos contra el terror.
–¿Teme a la muerte?
–Ahora sí tengo miedo. Si me hubieses preguntado antes del 23 de enero, cuando mataron a Ordóñez, te diría que no, ahora sí. Creo que corremos riesgos.
–¿Su familia cómo enfrenta la situación?
–Mal; tengo un hijo de nueve años y otro de seis y no estamos viviendo bien, vivimos mal, estamos angustiados y estamos pasando miedo, que es lo que ellos quieren. Pero creo que vamos a salir adelante, no nos achicaremos. El miedo no me calla, sigo saliendo todos los días en los noticiarios.

Comentarios

Load More