Londres: El éxodo de los ejecutivos

LONDRES (apro).- El éxodo de personas altamente educadas de los países de renta media-alta en el mundo aumentó casi en un 50% entre 2000 y 2006, un fenómeno que crece año a año, en tanto que en las naciones de bajos ingresos, los movimientos transfronterizos también subieron significativamente, hasta el 28%.

Esa fue la conclusión de un estudio publicado en diciembre por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que dio cuenta de un masivo movimiento de profesionales en el mundo, en sectores e industrias de todo tipo.

De acuerdo con el informe, la migración de personas altamente educadas de los países de renta media-alta se elevó el 44% entre 2000 y 2006. Además, destacó que las transferencias dentro de la empresa en los países desarrollados crecieron 39% entre 2005 y 2008, sin incluirse las transferencias intra-empresariales en el Espacio Económico Europeo (EEE).

Jonathan Chaloff, principal analista político del OCDE y uno de los autores del estudio, declaró que este “considerable” tipo de movimientos al alza “no fue interrumpido por la crisis económica” internacional.

Traslados empresariales

La posición y conclusiones del OCDE fueron corroboradas por diversas empresas que facilitan esos movimientos de profesionales en el mundo, entre ellas Brookfield Global Relocation Services, SHL, Hays y CEPA.

Un sondeo reciente de Brookfield, que realiza encuestas anuales entre sus 250 clientes corporativos y de negocios, y que ayuda en el traslado de unas 50 mil personas al año en alrededor de 110 países, sugirió que el 61% de sus clientes espera aún más traslados de empleados.

Por su parte, un estudio de CEPA ofreció cifras similares y pronosticó que las empresas aumentarán su plantilla de extranjeros en 67% en los próximos dos años, incluso en el contexto de la peor crisis económica que afecta a Europa desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y que podría contagiar las economías del resto del mundo.

De acuerdo con CEPA, casi el 60% de las compañías encuestadas emplea extranjeros de seis o más nacionalidades, y correspondientes a las más variadas industrias y sectores de la economía.

Para la firma Hays, que elaboró este mes un estudio sobre el tema en conjunto con la Oxford Economic Forecasting, las empresas enfrentan el mismo reto fundamental.

“La escasez de personal y cierto tipo de habilidades en ciertas partes del globo”, pese a “un mundo con 7 mil millones de habitantes y con muchos países que tienen nivel récord de desempleo”, subrayó.

Hays, que coloca en empleos a 50 mil personas al año y a 100 mil más en contratos temporales, y cuyos trabajadores suman 7 mil a nivel mundial, sostiene que hace tres o cuatro años “los movimientos principales fueron entre el Reino Unido y (la zona llamada) Australasia.

“Pero mientras más organizaciones necesitan mover empleados, nosotros más estamos expandiendo, y ahora operamos en 31 países”, declaró el director de la firma, Charles Logan.

“Nuestra propia empresa refleja esto. Recientemente hemos movido un director alemán a Chile, uno francés a Ciudad de México y un irlandés a Toronto”, agregó el experto en una entrevista con la BBC de Londres.

En el caso de algunas industrias y sectores de la economía, estos siempre han tenido que recurrir a profesionales extranjeros. Un ejemplo de ello es el sector de la exploración y extracción de petróleo y gas, áreas que suelen encontrarse en zonas no desarrolladas del mundo donde no es probable que haya muchos expertos locales.

De acuerdo con el presidente ejecutivo de Brookfield, Scott Sullivan, la búsqueda de la energía y el aumento de la regulación en la industria significa que aún cuando las habilidades locales mejoren, todavía hay una gran demanda de talento extranjero.

Sullivan explicó además que la demanda se ve estimulada por la demografía y agregó que el déficit de conocimientos es cada vez mayor.

“Esto ocurre después de la jubilación de la generación llamada baby-boom, ya que por varios años los profesionales no estaba dispuesto a arriesgarse a invertir sus esfuerzos en una industria que fue vista como impredecible”, sostuvo.

“La minería es otro sector que enfrenta un desafío, no sólo en cuanto a conocimientos técnicos específicos, sino también en capacidad de gestión, liderazgo y experiencia que no se ha podido desarrollar en el nivel y la cantidad requerida por economías de rápido crecimiento”, continuó.

Talento verde

Otro aspecto interesante que el OCDE destaca a la hora del movimiento de profesionales es el cambio climático, que según varias firmas especializadas ofrece más oportunidades para las personas con conocimientos especializados en energía verde.

De acuerdo con Hays, los países emergentes pueden acudir a las economías desarrolladas para satisfacer carencias de competencia en áreas como infraestructura, construcción e ingeniería y producción de productos mecánicos.

En ese sentido, la más reciente encuesta de Brookfield al respecto ubicó a tres de las naciones “BRIC” -China, India y Brasil- en la parte superior de su lista de países propensos a emplear a profesionales extranjeros.

Y agregó que empresas de servicios financieros en los países desarrollados también están absorbiendo el talento del extranjero para desplazarlo al Reino Unido, Estados Unidos y Australia, entre otros países.

Un ejemplo de ello es que Hays, al igual que otras empresas globales, está en plena expansión en mercados en desarrollo, incluido América del Sur, donde actualmente posee ocho oficinas -cinco sólo en Brasil- y donde planea incluso abrir más sucursales.

Por su parte, Burke indicó que pese al aumento de traslados, hoy los paquetes de reubicación son menos generosos de lo que normalmente eran hace cinco años, un hecho que refleja en parte que actualmente no sólo los ejecutivos de más alto rango son los que están en movimiento.

Burke destacó que el número de profesionales de nivel medio que buscan una nueva vida en el extranjero está aumentando, pero estos son más baratos y su permanencia es temporal.

“Las empresas están tratando de aprovechar la flexibilidad y ofrecer lo que realmente se necesita en lugar de una política general con todo tipo de derechos”, destaca Sullivan, de Brookfield Sullivan.

Sin embargo y pese a las ventajas, algunos desplazamientos de profesionales están plagados de escollos prácticos y emocionales, incluida la nostalgia por el país que se deja o ruptura de relaciones familiares.

“Los costos financieros de una compañía que desplaza a la persona equivocada pueden rápidamente llegar a cientos de miles de dólares una vez que a los costos de reubicación se suman los gastos de repatriación, el fracaso del proyecto y, lo más grave, los costos de atención médica si la persona sufre problemas de salud mental como resultado de un movimiento fallido”, explica Eugene Burke, de SHL.

La experta indicó además que las tasas de retorno son difíciles de conseguir ya que muchas empresas no están dispuestas a revelar las fallas.

Uno de los errores principales de las compañías, añade, es asumir que alguien que ha completado con éxito un proyecto en un país será capaz de hacer lo mismo en otra parte.

Lo cierto es que la experiencia de desplazarse de país o continente se va comprendiendo mejor, a medida que se expande la globalización y nuevas regiones van experimentando el crecimiento económico.

Comentarios

Load More