Tortilla y frijol, fuera de la canasta básica de Diconsa, denuncia la CNC

MÉXICO, D.F. (apro).- Gerardo Sánchez García, presidente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), denunció que la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) excluyó a la tortilla y al frijol de la canasta básica manejada por Diconsa, lo que significa otro “golpe” del gobierno contra más de 30 millones de mexicanos pobres que viven en el sector rural
.
“Por si fuera poco, en las 25 mil tiendas Diconsa que se encuentran en las zonas más marginadas del país ha empezado a racionarse la venta de maíz, debido a la escasez y carestía de los granos básicos causadas por las contingencias climáticas, así como a la negativa de la administración panista de apoyar con 10 mil millones de pesos a los productores afectados en 22 estados de la república”, reprochó Sánchez García.

Para el dirigente, “duele” la indiferencia del gobierno ante el sufrimiento de millones de mexicanos, campesinos e indígenas, que han visto desaparecer su canasta básica, que consiste sólo en frijoles y tortillas, pues los primeros han sido sustituidos por lentejas, importadas y pastas, en tanto que la Sedesol-Diconsa limitan a 20 kilos la venta de maíz.

Sánchez García consideró que para resolver el problema de alimentación del país debe existir la suficiente sensibilidad y arrojo para ayudar a la gente y no afectar más al sector primario, ya que, de acuerdo con la Organizaciones de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en 20 años México tendrá que importar 80% de la comida que demanda la población.

El diputado federal por el estado de Guanajuato hizo un llamado al presidente Felipe Calderón Hinojosa a solidarizarse con los campesinos que han sido víctimas del cambio climático, y que retire el veto presidencial al decreto legislativo que dispone un fondo económico de ayuda a los damnificados que en algunas regiones padecen n serio problema de hambruna.

Sostuvo que México vive un problema de emergencia nacional, ya que las acciones realizadas por los gobiernos estatales y municipales, principalmente del norte del país, no son suficientes en razón de que han sido rebasados por las necesidades de la población, al grado de que es lamentable que se tenga que estar llevando agua potable para que tengan que beber las familias afectadas por la sequía no padecida en más de 80 años.

Con respecto a la controversia constitucional que presentarán todos los grupos parlamentarios, excepto los del Partido Acción Nacional, contra el veto presidencial, es un asunto de leyes; no una situación que resuelva el problema social, además de que se debe considerar que lleva tiempo cuando la problemática requiere una solución urgente.

“La sequía, heladas e inundaciones que se presentaron en el 2011 y durante este nuevo año, ha provocado que el frijol y maíz e encarezcan hasta 100 por ciento con relación al 2010, de ahí que el gobierno pegue más, reduciendo su canasta básica para la población de escasos recursos, ocasionando que el problema de la mayoría de los mexicanos sea de hambre, de miseria y de desesperación”, señaló.

Load More