El empresario Alfonso Romo apuesta por AMLO y desdeña a Peña Nieto

MÉXICO, D.F. (apro).- Seis años bastaron al empresario regiomontano Alfonso Romo Garza –uno de los artífices de los Amigos de Fox que llevaron al panista Vicente Fox a sacar al PRI de Los Pinos en el 2000– para reconocer que Andrés Manuel López Obrador, el precandidato presidencial de la alianza Movimiento Progresista, formada por PRD, PT y Movimiento Ciudadano, es el “líder que México necesita”.

Admite, además, que en 2006 se equivocó al juzgar a López Obrador sin conocerlo y calificarlo de “un peligro para México”, de acuerdo con una entrevista que concedió al reportero Agustín Ambriz, de la revista Luces del Siglo, que se edita en Cancún, Quintana Roo.

En opinión de Romo Garza, su viraje hacia la izquierda no es una incongruencia, sino resultado de un análisis objetivo sobre quién es realmente, cómo piensa y, sobre todo, cómo gobernó López Obrador la Ciudad de México. “Y lo hizo muy bien, mejor de lo que yo pensaba”, dice convencido.

Revela que la relación comenzó a forjarse desde 2011, cuando se decidió a conocerlo y tuvieron coincidencias. “Fui a conocerlo y me llevé una sorpresa muy agradable”.

En la actualidad, Romo organiza los encuentros del político tabasdqueño con empresarios del país. Lleva 20 reuniones en un año y en distintas entidades, como Jalisco, Nuevo León, Tamaulipas, Yucatán, Quintana Roo.

El presidente de la casa de bolsa Vector confiesa que decidió no apoyar al priista Enrique Peña Nieto “porque se rodeó de exgobernadores que saquearon escandalosamente a sus estados.

¿Qué le exigen los empresarios a Andrés Manuel?

Lo que nosotros queremos es un ambiente de seguridad y de confianza. Cuando hay seguridad y confianza, hay todo. Yo estoy en el sector financiero y, si no me tuvieran confianza, ya hubiera quebrado, entonces en el país tiene que haber confianza. ¿Por qué? Porque un buen dirigente es como un buen agricultor, hay que poner las condiciones necesarias para que las flores crezcan solas. Lo único que necesitamos es confianza y con eso nos la echamos.

¿Por qué no apoyar a un precandidato como Enrique Peña Nieto?

Porque no me gusta de quién se rodeó. Su primer acto de gobierno fue nombrar a Humberto Moreira y en su comité político están gobernadores que habría que preguntar a los habitantes de Veracruz, de Tamaulipas y de todo el país para ver cómo los dejaron escandalosamente endeudados, yo con esas personas no le entro. No me gusta. Dime con quién andas y te diré quién eres y, si lo hizo por política, pues que lo haga más delicado, más inteligente. Pero así yo no confío.

¿Considera como un acierto el discurso amoroso de Andrés Manuel?

Hay que traducir bien el discurso. Si usted analiza la propuesta estamos hablando de justicia, estamos hablando de respeto a la persona humana, que son el entorno de esto que se entiende por amor. Yo creo que si todos estamos en el mismo objetivo de un cambio de actitud y de hacer una revolución en la honestidad, vamos realmente a cambiar –remarca Romo Garza.

Comentarios