Esculturas de Naomi Siegmann y Ron Mueck

MÉXICO. D.F. (apro).- El Centro Cultural Isidro Fabela “Casa del Risco” presenta la muestra de Naomi Siegmann, estadunidense radicada en nuestro país, quien en esta ocasión exhibe 48 obras.

Naturalezas muertas es el tema de la exposición donde la escultora resalta, a través de su trabajo, su exquisita mirada y creatividad frente a la naturaleza que nos rodea. Con el uso de diferentes materiales, como ramas secas, acero oxidado, cámaras de llanta, madera etc., logra crear y recrear nuevamente plantas, insectos, flores, etc.
Además de la reflexión estética –que sin duda sobresale en su trabajo– y su visión particular, llena de sensualidad y de conocimiento, la obra busca ser también una investigación reflexiva de la preocupación por el medio ambiente, como parte de un problema global de suma urgencia.

El desdoblamiento que produce con los desechos para realizar sus obras también ha sido elaborado con materiales de la misma naturaleza y otros creados por el hombre.

El visitante podrá disfrutar de las piezas que, en su particular transformación, producen emociones tanto estéticas como conceptuales. Por ejemplo, un jardín negro elaborado con finas hojas de cámaras de llantas, donde cada una de las piezas obliga a una contemplación silenciosa cargada de significado y poesía.

La percepción de la realidad obliga a ser mirada a través de la belleza y la conciencia.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el próximo domingo 29 en la Plaza de San Jacinto números 5 y 15, en la colonia San Ángel. El teléfono es 56162711.

En San Ildefonso

El artista australiano Ron Mueck (1958) presenta la exposición Hiperrealismo de alto impacto en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.

Son esculturas de gran formato en las que representa con gran minuciosidad rostros de hombres, mujeres, niños, parejas, naturalezas muertas, todas trabajadas dentro de la corriente hiperrealista que ha colocado a Mueck como un artista figurativo contemporáneo, de gran reconocimiento en el ámbito del arte en la actualidad.

La obra sobresale por la intención de magnificar la realidad, al exaltar y detallar el cuerpo y las expresiones cotidianas.

El escultor ha dicho que “frente a una escultura de escala alterada, nuestra atención se enfoca en los detalles de una forma que no lo haría con algo ordinario”.

El artista emplea materiales como alambre, arcilla, yeso dental, fibra de vidrio, silicona, cabello natural, pintura, e incluso se vale de accesorios de ropa, palos y sábanas para lograr mayor “realismo”.

Hiperrealismo de alto impacto permanecerá abierta al público hasta febrero de 2012 en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, ubicado en la calle con el mismo nombre, en el Centro Histórico.

Comentarios