La designación de Isabel Miranda desilusionó a los católicos: Serrano

MÉXICO,  D.F., (apro).- Con la designación de Isabel Miranda de Wallace como su candidata a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal, el PAN está en riesgo de perder gran parte del “voto duro” que tiene en el sector católico, en virtud de que la activista ha ofrecido defender la legalización del aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, medidas rechazadas por ese sector del electorado.

Indignado, Jorge Serrano Limón, dirigente del Comité Nacional Pro-Vida, comenta al respecto:

“Con la designación de Wallace, el PAN le provocó una gran desilusión a la Iglesia católica y a las organizaciones que defendemos la vida desde el momento de la concepción. Seguramente muchos militantes dejarán de votar por ese partido, que con nosotros tenía asegurado gran parte de su voto duro”.

–¿Perderá este voto solo en las elecciones capitalinas?

–No, es muy probable que también en las elecciones presidenciales de este año, pues es mucho el desencanto que nos provocó el nombramiento de esta mujer, que tan pronto se le designó candidata ha venido declarando que defenderá la legalización del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y su derecho a adoptar hijos. 

Serrano Limón, quien se ha convertido en líder emblemático de las organizaciones civiles afines a la jerarquía eclesiástica, señala que el mismo PAN, en su plataforma electoral, se declara a favor de la vida desde el momento de la concepción, por lo que resulta “una incongruencia” el haber designado a Miranda de Wallace como su candidata.

“Estamos indignados por esta decisión del PAN, con la que prácticamente traicionó sus propios principios ideológicos”, recalca.

Y recuerda que fue precisamente Acción Nacional, en alianza con la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), el que se inconformó con el gobierno capitalino de Marcelo Ebrard por haber legalizado el aborto y el matrimonio gay en el Distrito Federal.

Inclusive –agrega–, el PAN y el gobierno de Felipe Calderón interpusieron controversias constitucionales ante la Suprema Corte para bloquear esas medidas, controversias que finalmente no prosperaron.

 El pasado 11 de enero, tan pronto fue designada candidata del PAN, Miranda de Wallace se declaró a favor del aborto al advertir: “Yo respeto que cada mujer tenga la libertad de hacer con su cuerpo lo que quiera, y eso lo voy a defender todo el tiempo”.

La también presidenta de la organización Alto al Secuestro apuntó:

“Buscaré que haya todavía mayores libertades. Yo seré respetuosa de los derechos que han adquirido los diferentes nichos de personas, me refiero a las bodas entre homosexuales, en fin, todos los temas tan diversos que hay en esta ciudad. Seré respetuosa de los derechos que han ganado y lucharé para que haya más libertad”.

 De acuerdo con Serrano Limón, el PAN ha estado abandonando sus principios al postular candidatos que promueven la legalización del aborto.

“Demetrio Sodi, quien también contendía por el gobierno capitalino, también está a favor del aborto, mientras que Santiago Creel, precandidato panista a la presidencia de la República, comulga igualmente con ideas que atentan contra la vida”, dice.     

  Señala que incluso Josefina Vázquez Mota, la otra precandidata panista a la presidencia, “impulsó el uso del condón cuando era titular de la Secretaría de Desarrollo Social”.

–¿Y cómo califica al otro precandidato a la presidencia, Ernesto Cordero?

–Bueno, al parecer es Cordero el único aspirante que tiene más congruencia con los principios del PAN.

Según Serrano, estos principios también se han debilitado debido a las alianzas electorales entre el PAN y el PRD, pues este último partido “se caracteriza por no comulgar con los valores a favor de la vida”.

Por último, adelanta que en febrero próximo, Pro-Vida dará a conocer una lista con los nombres de los candidatos que promueven el aborto, para que el electorado católico no vote por ellos en las elecciones de julio próximo.

Comentarios

Load More