Sufre agresiones por género 76% de activistas proderechos humanos: estudio

MÉXICO, D.F. (apro).- Un estudio realizado por organizaciones civiles, concluye que 76% de las mujeres dedicadas a la defensa de derechos humanos son agredidas por razones de género.

El estudio Defensoras de derechos humanos en México. Diagnóstico 2010-2011: sobre las condiciones y riesgos que enfrentan en el ejercicio de su trabajo, recoge las experiencias de 50 activistas mexicanas que participaron en el primer Encuentro Nacional de Defensoras de Derechos Humanos. La gran mayoría de las activistas coincidieron en que son más vulnerables que sus compañeros hombres.

Del total de defensoras consultadas que afirmaron haber sido víctimas de agresiones por su trabajo, 40% señaló la agresión sexual como la principal forma de violencia, en tanto que para el 12%, son las amenazas contra la familia, hijos e hijas.

El estudio destaca que pese a que la modalidad de amenazas a la familia también es una forma de agresión hacia los defensores hombres, “en el caso de las defensoras genera una mayor inhibición de su trabajo”.

Por medio de un cuestionario, las 50 defensoras aseguraron que 45% de los casos de agresiones y amenazas, si bien son “perpetrados por personas particulares o desconocidos, tienen a las autoridades locales, estatales o federales como instigadoras y autoras intelectuales”.

En el resto de los ataques y amenazas son atribuidos a “grupos conservadores, empresas, medios de comunicación y, en menor medida, por colegas de los propios movimientos”.

La mitad de las defensoras acusó haber sido víctima de violencia “por razón del trabajo”, mientras que el resto “reconoció haber enfrentado obstáculos severos”.

Entre los tipos de violencia, los atentados contra la vida, la libertad y la integridad, de acuerdo con las entrevistadas, representaron el 60% de los señalamientos, mientras que el 86% corresponden a agresiones contra sus organizaciones o los compañeros de trabajo, consideraciones que implican que  “tanto ellas (las defensoras), como su organización y su equipo de trabajo, se encuentran en una situación de alto riesgo”.

El documento, que será presentado el jueves 19 por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Luis González Placencia, resalta que la violencia hacia las defensoras “se caracteriza por culpar y avergonzar a las víctimas, normalizar o justificar los actos de los agresores, desconocer la palabra de las mujeres al momento de denunciar, aislar a las mujeres de su núcleo familiar o comunidad, buscar la reproducción y legitimación de roles y estereotipos de género y cuestionarlas y atacarlas cuando participan en asuntos públicos”.

De acuerdo con los datos recabados, entre las activistas más vulnerables están las indígenas, las jóvenes y las transexuales, las cuales son susceptibles de ser agredidas por “la falta de autonomía económica o afectiva, la violencia intrafamiliar y/o sexual y las innumerables dificultades para conciliar la vida familiar con su activismo por los derechos humanos”.

El documento, que incluye las memorias de dos encuentros nacionales de defensoras y el video Defensoras de Derechos Humanos en México, fue diseñado por las organizaciones Asociadas por lo Justo (JASS), Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C., y la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez.

Durante la presentación explicaron que con el informe “buscan reconocer, visibilizar y generar solidaridad y una cultura de protección a las defensoras de los derechos humanos”.

Comentarios

Load More