Exigen maestros mayor presupuesto para educación

MÉXICO, D.F. (apro).- Cientos de maestros disidentes marcharon desde el Ángel de la Independencia hasta San Lázaro y Los Pinos, para demandar la cancelación de los nuevos lineamientos de la Carrera Magisterial y la evaluación universal, y exigir un mayor presupuesto para la enseñanza.

Los mentores advirtieron que tienen programado un paro nacional de 48 horas el 2 y 3 de febrero próximo, que podría extenderse por tiempo indefinido si los legisladores no derogan los lineamientos que, aseguraron, les perjudican en el ejercicio de sus funciones.

El dirigente de la sección 9 democrática del Distrito Federal, Francisco Bravo, señaló que este día pararon alrededor de 70% de las escuelas públicas en la ciudad de México, o sea 2 mil 800 centros de trabajo, “y cerca de 4 millones de niños” no tuvieron actividades académicas.

El docente señaló que el gobierno federal no les deja otra salida, ya que los nuevos lineamientos instrumentados al magisterio cancelan no sólo sus derechos laborales, sino que también existe el riesgo de que pierdan el empleo.

Los manifestantes, procedentes de los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y el Distrito Federal, partieron poco después de las 10:00 horas del Ángel de la Independencia hacia Los Pinos. Otro contingente caminó hacia el Congreso de la Unión.

El contingente más numeroso se detuvo a la altura del Museo Nacional de Antropología para analizar si continuaban su recorrido hacia la residencia oficial o se dirigían hacia las oficinas de gobernación.

Uno de los dirigentes del comité seccional de la Sección 9 puso a consideración la propuesta de acudir a las 12 del día a una mesa de trabajo con el subsecretario de Gobernación. Tras una discusión, se decidió continuar hacia Los Pinos, donde demandarían ser recibidos por el secretario particular del Ejecutivo.

En la Cámara de Diputados, los manifestantes entregaron un documento con 80 mil firmas de profesores en contra de la Alianza por la Calidad de Educativa, que en 2008 fue firmada por las autoridades federales y el ISSSTE.

Oficialmente, la administración federal de Servicios Educativos en el Distrito Federal precisó que sólo 17% de los planteles suspendió de manera total sus actividades y otro 3% lo hizo de manera parcial, por lo que son 401 escuelas, de un universo de más de 2 mil, las que se vieron afectadas.

 

Comentarios

Load More