Investiga CNDH supuestos suicidios de indígenas en la Tarahumara

Mujeres tarahumaras en Chihuahua. Foto: J. Guadalupe Pérez Mujeres tarahumaras en Chihuahua. Foto: J. Guadalupe Pérez

MÉXICO, D.F. (apro).- Tras demandar que se tomen acciones urgentes y permanentes para atender de inmediato la carencia de alimentos, se atiendan las necesidades primarias de salud y se generen políticas públicas que impulsen el desarrollo de los tarahumaras, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) anunció el inicio de una investigación en esa región.

En principio, reveló que hasta el momento no se ha acreditado la existencia de suicidios de este grupo de la población.

Por instrucciones de su presidente, Raúl Plascencia Villanueva, personal de la CNDH ha visitado las localidades y comunidades indígenas de Cochimí, Huizarorare, San José Baqueachi, Bocoyna, Creel, Sisoguichi, Cusararé, Lago de Arareco, Batopilas, Kiraré y Huachochi, en donde ha llevado a cabo recorridos y levantado información con diversos pobladores.

También se ha entrevistado con personal directivo y revisado expedientes en diversas clínicas, albergues y centros maternos sin que se encontraran datos para acreditar la existencia de suicidios de este grupo de la población.

Los indígenas rarámuris han dicho a este organismo nacional que están padeciendo la escasez de alimentos derivada de la sequía y las heladas que han ocurrido en los últimos meses, así como la falta de atención médica oportuna en sus comunidades.

Generalmente los indígenas son considerados como grupos que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad dentro de la pirámide poblacional porque presentan desventajas como la falta de satisfacción de necesidades materiales, de alimentación y salud.

Por todo ello, el organismo nacional hizo un llamado para que se cumplan a cabalidad los derechos humanos a la protección de la salud y la alimentación de la población indígena de Chihuahua.

Comentarios

Load More