Asume la Armada control de tránsito en Veracruz y Boca del Río

XALAPA, Ver. (apro).- La Armada de México asumió hoy el control de las delegaciones de tránsito en Veracruz y Boca del Río, donde fueron designados los contralmirantes Rodolfo Pallares Herrán y Saúl Cotarelo Díaz, respectivamente, mientras que el teniente naval José Rafael Brito Perdomo, fue elegido como delegado regional de transporte.

El gobernador Javier Duarte señaló por medio de un comunicado que la medida que se puso en marcha este día en la principal zona turística de la entidad, forma parte de la operación coordinada Veracruz Seguro, donde participan fuerzas federales y estatales.

Los nuevos funcionarios cumplirán funciones fundamentales en las tareas de tránsito y vialidad, así como de transporte en la zona conurbada, como “parte del compromiso que tiene el gobierno estatal para mejorar el funcionamiento en estas áreas”.

A diferencia de la Policía Intermunicipal Veracruz—Boca del Río (PIVB), la cual quedó extinguida por decreto el 20 de diciembre pasado y dejó sin empleo a 900 policías preventivos y unos 200 empleados administrativos, los agentes de tránsito municipal continúan laborando con normalidad.

Desde la desaparición de la Policía Intermunicipal, la Secretaría de Marina asumió las funciones de seguridad pública en la zona conurbada; y aunque las autoridades estatales señalaron que sería de manera temporal, hasta la fecha no han precisado el tiempo que los marinos continuarán ejerciendo estas funciones.

En su momento, se señaló que el gobierno del estado aportaría los recursos necesarios para que la Semar cumpliera adecuadamente estas labores y, además, anunció que fortalecería la Seguridad Pública “con un nuevo modelo policial”, con elementos mejor capacitados y más comprometidos para responder a las nuevas circunstancias en esta materia.

Por otro lado, esta mañana un convoy del Ejército Mexicano arribó a las instalaciones del Palacio Legislativo, para revisar el armamento y permisos de portación de armas de los 12 agentes del Instituto de Policía Auxiliar y Patrimonial que resguardan la seguridad de dicho inmueble.

El operativo generó gran expectación entre los empleados, ya que a pesar de que la movilización militar se llevó a cabo alrededor de las 10.30 horas, no había llegado ningún diputado, cuya ausencia fue evidente hasta las 15:00 horas, aun cuando la Legislatura se encuentra en periodo ordinario de sesiones.

De acuerdo con los propios empleados, los militares arribaron al Palacio Legislativo portando armas de alto poder a bordo de varios vehículos y con el rostro cubierto. Su “presencia nos causó una gran sorpresa, no sabíamos de qué se trataba”, subrayó una trabajadora.

Comentarios

Load More