Presenta Obama avances económicos y presume logros contra el terrorismo

WASHINGTON (apro).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó los avances económicos que ha alcanzado su país desde la debacle económica de 2008, y retó al Congreso federal a dejar de lado los intereses económicos para consolidar la recuperación macroeconómica e incentivar la creación de empleos.
Al presentar su informe sobre el estado de la Unión ante el pleno de la Cámara de Representantes y de Senadores, Obama, quien buscará reelegirse este año, presumió los avances económicos y los logros en la lucha contra el terrorismo así como la salida de las tropas de Irak y Afganistán.
“Por primera vez en nueve años, no hay estadunidenses peleando en Irak. Por primera vez en dos décadas, Osama bin Laden dejó ser una amenaza para esta nación”, declaró Obama en medio de los aplausos de representantes y senadores, tanto del Partido Republicano como del Demócrata.
El discurso de Obama se concentró casi en su totalidad a hablar de las necesidades económicas y de empleo que se requieren en Estados Unidos para salir adelante, y superar la crisis y recesión económica de los últimos cuatro años. Por ello, Obama encomió al Congreso, dominado por los republicanos, a trabajar con él para sacar adelante los proyectos de recuperación económica. Y para exaltarlos y, al mismo tiempo retarlos, usó como analogía los logros militares alcanzados en Afganistán, Irak y en la lucha contra el terrorismo.
“Imaginen lo que podemos lograr si seguimos su ejemplo”, declaró Obama en alusión a los miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. “Un país que lidera al mundo en la educación de sus ciudadanos, un Estados Unidos que atrae una nueva generación de empleos bien pagados en la manufactura de alta tecnología, un futuro en el que tenemos el control de nuestro propio sistema energético”, declaró el presidente estadunidense.
El Informe sobre el estado de la Unión fue caracterizado de inmediato como la base de su plataforma para la búsqueda de su reelección en los comicios del próximo 6 de noviembre, basado únicamente en tres aspectos; la creación de empleos, la reestructuración económica y reducción de impuestos.
“En 2008 la casa de naipes se derrumbó; descubrimos que las hipotecas habían sido vendidas a gente que no podía pagarlas y ni las entendía; que los bancos hicieron grandes apuestas y se pagaron abundantes compensaciones con dinero de otras personas”, destacó Obama para criticar, indirectamente, el tipo de país que heredó del expresidente George W. Bush, a quien no menciono por nombre.
“El estado de la Unión está fuerte”, enfatizó Obama para inmediatamente detallar los avances alcanzados por su gobierno luego de heredar una nación macroeconómicamente en ruinas.
“En los últimos 22 meses los negocios han creado más de tres millones de empleos, el año pasado se creó el mayor número de empleos desde 2005. Las empresas manufactureras están contratando nuevamente a empleados, creando empleos por primera vez desde la década de los 90”, dijo Obama.
El presidente estadunidense resaltó la necesidad de que junto a los republicanos se pongan a trabajar por el futuro de los estadunidenses, mejorando el sistema de salud, creando empleos, encontrando sistemas de energías alternativas, reduciendo los impuestos a los pequeños y medianos empresarios, reduciendo los espacios de los banqueros en Wall Street para que dejen de manipular el sistema financiero y, sobre todo, aprovechando los recursos humanos que ofrece el país.
En su Informe Obama anunció la creación la Unidad de Aplicación de Comercio, bajo la cual Estados Unidos se dedicará a detectar prácticas injustas de intercambio comercial que realizan otros países, esto, según el mandatario para reducir la fuga de empleos estadunidenses a naciones que ofrecen mano de obra barata.
En materia migratoria, Obama dijo a los legisladores que él es un creyente del combate a la inmigración indocumentada. “Por eso ordené la presencia de más militares (Guardia Nacional) en la frontera; es por ello que desde que asumí la presidencia hay menos cruce de indocumentados”, presumió.
Bajo estos hechos, el presidente se dirigió a los legisladores que mantienen el impasse sobre la discusión de los temas migratorios.
“No tienen más excusas, debemos trabajar ahora mismo sobre una reforma migratoria amplia, pero si el año electoral evita la acción del Congreso de consolidar un plan ampliado, por lo menos pongámonos de acuerdo para no expulsar a la gente joven que quiere ser parte de nuestros laboratorios, de nuestros negocios y defender a esta nación”, indicó el presidente Obama.
En política exterior, que fue la última parte de su informe, el mandatario estadunidense declaró que el fin de la guerra en Irak le permitió a su gobierno asestar golpes certeros contre los enemigos de Estados Unidos.
Obama aseguró que su gobierno continuará trabajando por defender los derechos humanos en el mundo, por evitar que países como Irán logren sus objetivos de fabricación de armas nucleares, y para promover la democratización de países como Siria, de otras naciones en el Medio Oriente, Asia y África.
“La renovación del liderazgo de Estados Unidos se puede palpar en todo el planeta, nuestras viejas alianzas en Europa y Asia están más fuertes que nunca y son más profundos nuestros lazos en las Américas”, aseguró el presidente de Estados Unidos.

Comentarios

Load More