Exigen se audite obra de distribuidor que colapsó en Puebla

PUEBLA, Pue. (apro).- El Comité Defensor del Patrimonio Histórico, Cultura y Ambiental Puebla demandó al gobierno de Rafael Moreno Valle detener la construcción del distribuidor vial Zaragoza hasta que se realice un peritaje externo y público y se transparente la ejecución obra.

Luego del derrumbe de un tramo de 30 metros de este viaducto, ocurrido el viernes 20, los académicos aseguraron que la fractura no sólo se debió, como lo afirma el gobierno estatal, a “un error humano” atribuible a la constructora.

“Aunque es patente que en el fallo que ocasionó el colapso parcial del viaducto hay responsabilidad de la empresa contratada, es inadmisible que las autoridades omitan que este hecho se produce en un contexto de falta de transparencia y de información que los ciudadanos hemos exigido explícitamente en el caso de esta construcción”, dijeron los académicos

“Este derrumbe evidencia la falta supervisión y de seguimiento que las instancias de gobierno están obligadas a realizar en una obra de tal tipo, pues ésta fue aprobada por las mismas, y por lo tanto atañe ineludiblemente a su responsabilidad”, expresaron en un comunicado.

En rueda de prensa, los investigadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Rosalva Loreto, Montserrat Galí, Ambrosio Guzmán y Francisco Cervantes, advirtieron que este colapso es una consecuencia del incumplimiento de la normatividad, supervisión y falta de garantías que desde un principio ha caracterizado la actuación del gobierno de Moreno Valle en torno a este proyecto.

Cabe recordar que anteriormente los académicos expusieron documentos que evidenciaron que el gobierno estatal arrancó la construcción de este viaducto, en el que invierte más de mil 800 millones de pesos, sin contar con un proyecto ejecutivo completo y sin licencias del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del ayuntamiento de Puebla.

Los investigadores refirieron que “la prisa” que tiene el gobierno estatal por concluir este viaducto, para que esté listo en los festejos del 150 Aniversario de la Batalla de Puebla, puede no sólo incrementar el costo de la obra, sino también representar un riesgo para la población y las personas que trabajan en su ejecución.

La organización civil anunció un segundo amparo contra el gobierno del estado por la construcción de esta obra, a la que calificaron como la “más inútil, opaca y corrupta en la historia poblana”, así como otras acciones legales más para fincar responsabilidades a los funcionarios.

El arquitecto, investigador en el área de Conservación del Patrimonio Histórico en el Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades, Ambrosio Guzmán Alvarez, mostró fotografías donde se exponen irregularidades en la parte de la obra que quedó en pie.

“Afortunadamente, los crujidos dieron aviso, pero si esto se repite, los poblanos tenemos una trampa mortal”, acusó.

En un sentido similar se pronunciaron empresarios constructores de Puebla, quienes pusieron en duda que el derrumbe derivara de un “error humano”, y exigieron que la obra se someta a una auditoría externa.

La presidenta de la Asociación de Empresas de la Construcción (AECO), Martha Moysén Leal, rechazó que puedan adjudicarse a “un error humano” las fallas en los anclajes de la “ballena” que se vino abajo la semana pasada a la altura de la Diagonal Defensores de la República.

“Es necesario un informe transparente sobre lo sucedido, aquí no hay errores humanos, si es de cálculo que se asuma, ya que eso fue para salirse de la tangente y se requiere que un perito lo determine”, enfatizó.

Comentarios

Load More