Urbanistas recomiendan demoler adecuaciones a principal avenida de Monterrey

MONTERREY, N.L. (apro).- Especialistas en vialidad y urbanismo recomendaron hoy demoler las adecuaciones realizadas en el par vial Constitución-Morones Prieto, considerado la arteria más importante de Monterrey, en las cuales se han invertido 806 millones de pesos.

En conferencia de prensa, los especialistas Jorge Longoria Treviño, del Grupo de Estudios Movilidad de Transporte y Territorio, de la Universidad de Barcelona; José Pérez y Ángel Quintanilla, presidentes de las asociaciones civiles Evolución Mexicana y Vertebra, advirtieron que existen “graves fallas” en la obra vial devastada por la tormenta tropical Alex en julio de 2010.

A juicio de los especialistas, las obras viales fueron realizadas “como chipotes o parches”, con base en improvisaciones de funcionarios estatales.

Longoria Treviño advirtió que en seis meses, las obras quedarán rebasadas por el número de vehículos que circulan a diario: dos millones, los cuales efectúan un estimado de 8 millones de viajes al día con salida y destino dentro de la ciudad, un número superior al promedio internacional.

Por ello, pidió al gobierno de Nuevo León que presente los estudios que respaldan la obra.

El par vial Constitución-Morones Prieto, que corre a los costados del río Santa Catarina, tiene una extensión de 16.5 kilómetros de longitud.

Recordó que el gobierno del estado dijo que había reestructurado las vialidades con base en un estudio que hizo la empresa Cal y Mayor, especializada en urbanismo. Sin embargo, hasta ahora no ha mostrado el estudio referido.

“Al día de hoy no es rentable seguir apostando a una situación que nació equivocada, que nació en base a prueba y error, y así acercarse a una solución operable en esto. Urbanistas internacionales saben que no es recomendable mezclar tanto tipo de tráfico sobre vialidades primarias, dijo.

El especialista en urbanismo destacó que podría resultar más barato demoler las adecuaciones ya construidas e inauguradas para hacer obras emergentes y que impliquen soluciones.

Demoler las adecuaciones actuales podría costar ahora mucho menos del monto incalculable que tendrán que invertir las autoridades si pretenden empalmar obras para solucionar los problemas que se avecinan, subrayó.

Comentarios

Load More