Recrimina Cué a Gobernación su desdén para atender caso Chimalapas

OAXACA, Oax. (apro).- El gobierno de Oaxaca envió un extrañamiento a la Secretaría de Gobernación por no atender el conflicto de invasión de tierras generado por las autoridades de Chiapas, que además de incumplir el acuerdo de distensión integral, desacató una orden judicial al iniciar obras en territorio oaxaqueño.

De acuerdo con el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, el gobernador Gabino Cué envió un oficio al titular de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Poiré, porque “no podemos aceptar actos de provocación” del gobernador Juan Sabines, quien la víspera abanderó a las autoridades del nuevo municipio Belisario Domínguez, y colocó la primera piedra del palacio municipal, un bachillerato y un centro de salud en la zona de conflicto.

Por separado, el secretario de Asuntos Indígenas, Adelfo Regino Montes, adelantó que las comunidades de Santa María y San Miguel Chimalapas promoverán un incidente por desacato a una orden judicial, en virtud de que el gobernador Juan Sabines desatendió el acuerdo que suspende provisionalmente todo acto de gobierno realizado por el estado de Chiapas.

La víspera, el Poder Judicial Federal concedió la suspensión de los actos de afectación o privación de la propiedad o de la posesión y disfrute de las tierras, aguas, pastos y montes, así como los privativos de los derechos agrarios del Comisariado de Bienes Comunales de San Miguel y Santa María Chimalapas.

Antes, el 22 de diciembre de 2011, los gobernadores de Chiapas y Oaxaca, Juan Sabines y Gabino Cué, respectivamente, así como las autoridades municipales y comunales de Santa María y San Miguel Chimalapas, además de los núcleos agrarios chiapanecos, firmaron un acuerdo de “Distensión Integral” ante el secretario de Gobernación.

“La verdad es que ha intervenido (Alejandro Poiré) cuando se dieron problemas en el pasado, pero últimamente no hemos sido convocados. Yo pienso que a partir del oficio que (hoy) le envió el señor gobernador al secretario tendrá que llamarnos”, señaló este viernes Martínez Álvarez.

En entrevista, el funcionario advirtió que “más allá de esto, el gobierno del estado va a defender su territorio, porque no existe ninguna indefinición de los límites con el estado de Chiapas, lo que existe es una invasión de un territorio que Oaxaca va a defender y va a conservar sin ningún problema, a pesar de esos actos de provocación del gobierno de Chiapas”.

El secretario general de Gobierno calificó el asunto de los Chimalapas como “un caso delicado”, sobre todo por la actitud provocadora del gobernador de Chiapas, “que no podemos permitir”.

Y advirtió que independiente de cualquier cosa que se determine, “Oaxaca no va a permitir ninguna acción de gobierno dentro del territorio oaxaqueño”.

Los funcionarios estatales coincidieron en que la actitud provocadora del gobernador chiapaneco se debe a la necesidad de posicionarse electoralmente con miras a la sucesión gubernamental, pero lo que no entienden es cómo se presta a “proteger los intereses fácticos de la zona, es decir los talamontes, los ganaderos e incluso actividades de carácter ilícito, y defender a capa y espada un conjunto de intereses que existen en la zona”.

Según Regino Montes, “están muy claros los intereses que defiende Sabines, porque tiene una evidente necesidad de posicionarse políticamente en la lucha por la gubernatura, entonces hay una evidente necesidad de posicionarse electoralmente ante los chiapanecos envolviéndose en la bandera en una especie de conquista, de expansión territorial, a un territorio que no le pertenece”.

“Hoy en día lo que sucede es que están defendiendo ellos a los que quieren explotar la madera de manera irracional, a los ganaderos, para que se metan dentro del territorio de Oaxaca. Y, vuelvo a insistir, no lo vamos a permitir, esto tiene ya 40 años y no hay otro interés, eso es lo más lamentable, es la irracional explotación de la riqueza forestal”, dijo a su vez Martínez Álvarez.

Es muy penoso que estemos tratando un asunto tan delicado para proteger a personas o a particulares para que sigan explotando irracionalmente la madera, abundó.

Finalmente, pidieron al secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, que haga uso de sus facultades de mediación para hacer un llamado al gobernador de Chiapas a que respete las leyes, las instituciones y los acuerdos firmados recientemente.

“Como árbitro (Poiré) debería de sacarle la tarjeta amarilla (a Juan Sabines), sí, mínimamente la amarilla, aunque debería ser la roja, para que tenga un mínimo de respeto a la instituciones”, puntualizaron.

 

Comentarios

Load More