Pide Ebrard reubicar a 6 mil reos federales

MÉXICO, D.F., (apro).- Los hechos ocurridos en el penal de Apodaca, Nuevo León, encendieron las luces de alerta en el gobierno del Distrito Federal, donde hay 6 mil internos acusados de delitos federales recluidos en las distintas prisiones de la capital.

Por tal razón, el jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón, pidió a las autoridades federales la reubicación a prisiones de alta seguridad a ese universo de delincuentes que sólo, dijo, agudizan el problema de la sobrepoblación en las cárceles de la ciudad.

Preocupado por los sucesos registrados en Nuevo león, donde perdieron la vida 44 muertos y 30 más se fugaron, el mandatario local consideró necesario que los seis mil presos que cargan consigo procesos penales del fuero federal sean trasladados a cárceles de máxima seguridad, sobre todo los de alto riesgo.

“Tenemos seis mil, más o menos, personas privadas de su libertad por delitos del orden federal, esa es una gran preocupación para el Distrito Federal, ya llegamos casi a seis mil, que desde mi punto de vista, deberían estar en prisiones federales porque son delitos de otra naturaleza”, señaló.

En entrevista, al término de la inauguración de una clínica especializada en salud de la mujer, Ebrard comentó que en los centros penitenciarios del DF hay entre 40 y 42 mil reos, lo que significa una sobrepoblación de 18 mil más los seis mil que son de fuero federal.

Por ello, señaló que este año se iniciará la construcción de un nuevo centro de readaptación social y otras obras que se necesitan cuyo costo será de unos 200 millones de pesos.

En el caso de los reos federales dijo que tiene conocimiento de que a nivel federal se están construyendo nuevas instalaciones. “Se supone o es lo que se ha informado, que en el año 2012 habrá un aumento en la capacidad de las prisiones de carácter federal”, dijo.

No obstante, reconoció que si se ha insistido al gobierno federal para que traslade algunos presos de carácter federal “y sí ha habido el movimiento de algunos”, dijo.

El problema es que “son seis mil, entonces, tenemos que esperar a que terminen su infraestructura para que se puedan hacer cargo de ellos, yo pienso que así debe ser, particularmente con los que son de alto riesgo”, subrayó.

Añadió que mientras eso sucede, todos los días está al pendiente de la situación en las cárceles del DF para garantizar la tranquilidad en los penales.

 

Comentarios

Load More