Funcionarios de Apodaca implicados en masacre y fuga de Zetas

MONTERREY, N.L. (apro).- El gobernador Rodrigo Medina informó que el director y el jefe de seguridad del penal de Apodaca, Gerónimo Miguel Andrés Martínez y Oscar Deveze Laureano, respectivamente, participaron en la fuga de 30 reos, ocurrida la madrugada del domingo 19.

De acuerdo con el mandatario, los dos funcionarios y 14 custodios confesaron su involucramiento en la evasión de los reos ligados a Los Zetas y, por consiguiente, en la muerte de los internos pertenecientes al cártel del Golfo.

Mientras tanto, otras 26 personas son sometidas a interrogatorios por los mismos hechos.

“No nos vamos a detener y vamos a ejercitar acción penal contra quien sea” por los hechos ocurridos en el penal de Apodaca, aseguró Medina.

Tras el asesinato de 14 reos en el penal de Apodaca, ocurrido el 20 de mayo pasado, Jerónimo Miguel Andrés Martínez fue nombrado director de ese Centro de Readaptación Social.

En esa ocasión, el periódico El Norte cuestionó la designación de Martínez, al señalar que en 2009 fue cesado del penal de Santa Martha Acatitla, en el Distrito Federal, por presunta corrupción.

Al recordarle ese antecedente, Medina de la Cruz dijo que en aquel entonces no se había comprobado su involucramiento en ningún acto de deshonestidad, y que en su contratación para el Cereso de Apodaca aprobó los exámenes de control de confianza.

“Pasa aquí lo mismo que con las corporaciones policíacas. Puede uno aplicar examen de control de confianza, pero el día de mañana, pasado o en un mes, el policía puede caer en complicidad, por eso tenemos que hacer las evaluaciones constantemente”, dijo.

La víspera, el gobernador señaló que una de las causas del homicidio de 44 reos fue la sobrepoblación en los penales estatales, donde además, apuntó, hay una sobrecarga de reos federales.

No obstante, dijo: “No quiero entrar en polémica. Hemos tenido contacto permanente con el gobierno federal para este tipo de traslados que ya se han hecho anteriormente. He entrado en contacto con el secretario de Gobernación (…) el viernes solicitaré apoyo y que podamos desahogar la presión, trasladando reos federales”, subrayó.

Medina expuso que de los casi 8 mil 500 internos que hay en las tres cárceles estatales de la entidad, 60% son del fuero federal, muchos de ellos de alta peligrosidad que debieran estar en otras instalaciones.

Por ello, agregó, espera que en breve se efectúe un traslado de prisioneros para “despresurizar los sobrecargados centros penitenciarios nuevoleoneses”.

Recordó que desde 2009 a la fecha, el gobierno del estado ha detenido y procesado a unas 8 mil 500 personas, la mayoría de ellas involucradas con los cárteles de Los Zetas y del Golfo.

“Ustedes saben que tienen una lucha encarnizada hacia fuera. Imagínenselos hacia dentro de los penales. Implica un reto mayúsculo que enfrentamos y atendemos y que nos llevan al máximo de nuestras capacidades y, por lo mismo, nos llevan a acontecimientos como éste, donde fallecieron personas por la lucha de estos cárteles del crimen organizado”, sostuvo.

Asimismo, comentó que la confrontación en el interior de los reclusorios puede derivar en violencia en las calles, por lo que las fuerzas estatales están alertas.

La prioridad ahora, subrayó, es detener a los 30 internos que escaparon.

Comentarios

Load More