Mujeres del SME lanzan huevos contra fachada del PAN y piden “Di no a la Mota”

MÉXICO, D.F. (apro).- Lanzaron huevos a la fachada de la sede nacional del PAN y portaron pancartas que decían “Ni un voto al PRI-AN” y “Di no a la Mota”.

Eran mujeres del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), quienes junto con familiares se manifestaron por alrededor de cuatro horas contra la candidatura presidencial de Josefina Vázquez Mota.

El grupo de mujeres realizó un mitin de protesta afuera de las oficinas que se ubican en la colonia Del Valle de esta capital, en el que cuestionaron la capacidad de la aspirante blanquiazul y dijeron que como mujeres no se sienten representadas por la efímera extitular de Educación Pública.

Por el contrario, las inconformes plantearon en sus arengas que Vázquez Mota ha sido cómplice de las políticas antilaborales impulsadas por el presidente Felipe Calderón, entre ellas la del golpe a Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Luego de sus discursos, las mujeres lanzaron huevos contra la fachada del edificio central de Acción Nacional y se retiraron del lugar.

PF detiene a sindicalistas

En otra protesta, agentes de la Policía Federal (PF) detuvieron a una docena de integrantes del SME, quienes se manifestaban afuera de las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ubicadas en avenida Juárez.

El líder del SME, Martín Esparza, denunció en entrevista que hasta el momento se desconoce el paradero de los detenidos, entre quienes se encuentra otro de sus dirigentes, a quien identificó como Juan Luis González.

Esparza Flores indicó que ya solicitó la ayuda del gobierno del Distrito Federal para ubicar a sus compañeros.

Testigos dijeron que los uniformados llegaron con lujo de violencia a desalojar a los manifestantes, quienes bloqueaban el acceso a las instalaciones de la CFE.

Tres autobuses de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal arribaron al lugar y de ellos descendieron decenas de uniformados portando toletes y escudos.

Los agentes rodearon a los inconformes, los desalojaron de la puerta de acceso a las instalaciones de CFE, junto con la carpa en la que protestaban, y los fueron subiendo uno a uno a los camiones.

Luego, los sindicalistas trataron de negociar con los federales, pero uno de los agentes informó que había una orden en su contra por obstruir las instalaciones y aseguró que entre ellos había un Ministerio Público dando fe los hechos.

La mayoría de los agentes abordó los autobuses y se retiró del lugar y un grupo de cerca de 50 uniformados se quedó al resguardo de las oficinas de la CFE.

Comentarios

Load More