Moreno Valle justifica deuda; “es la misma de Mario Marín”, alega

PUEBLA, Pue. (apro).- Pese a que solicitó al Congreso estatal autorización para líneas de financiamiento por 7 mil 250 millones de pesos, el gobernador Rafael Moreno Valle aseguró que al final de su sexenio el nivel de endeudamiento será el mismo que dejó su antecesor, Mario Marín Torres.

“No tengo pensado endeudar al estado, entregaré lo que a mí me entregaron, que fue una deuda de más de 9 mil millones de pesos; Marín recibió 3 mil millones y pidió 6 mil más”, justificó.

La iniciativa del Ejecutivo estatal propone renegociar a 20 años la deuda por 9 mil 68 millones que le dejó el ahora “exgóber precioso”, y obtener un crédito con Banobras hasta por mil 500 millones de pesos a través de “bonos cupón cero” provenientes de los fondos de Apoyo para Infraestructura y Seguridad y del Nacional de Infraestructura.

También pide autorización para contratar créditos por 750 millones de pesos que equivaldrían a un adelanto de 25% del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas –que se saldarían al concluir el sexenio–, y obtener hasta 5 mil millones de pesos por la bursatilización a 20 años de los ingresos del Instituto Registral y Catastral y del Impuesto sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo (antes impuesto sobre nómina).

Este viernes 9 se tiene programado que el Congreso local autorice la iniciativa que presentó el gobernador apenas hace tres días, pese a que no se ha especificado el uso que tendrían los recursos.

En rueda de prensa, el secretario de Finanzas estatal, Roberto Moya Clemente, sólo mencionó que los recursos que se obtengan por créditos o por la emisión de bonos se aplicarían en “obra productiva”, como lo especifica la ley, pero no se presentó ningún programa, ni proyecto.

“No están etiquetados porque aún no se ha tomado la decisión de utilizarlos, pero en caso de que así sea, se ejercerán conforme a la ley y a las reglas de operación”, alegó el funcionario.

Además, tanto el gobernador como el secretario de Finanzas insistieron en que los mil 500 millones de pesos que podrá obtener el estado por la bursatilización del Instituto Registral y Catastral no implican endeudamiento, porque la operación quedará registrada a cargo de esa dependencia, aunque compromete la totalidad de los ingresos por predial por un término de 20 años.

Moreno Valle aseguró que lo que pretende su gobierno es hacer uso de algunos mecanismos para pagar otros, con lo cual se reducirán las tasas de interés que tiene que pagar la administración estatal.

“Es como una tarjeta de crédito sin cuota anual, se puede pagar lo de una tarjeta con otra y reducir las tasas de interés”, ejemplificó.

En ello coincidió Moya Clemente, quien aseguró que la posibilidad de estos financiamientos equivale a que el gobierno estatal tenga “muchas tarjetas de crédito sin cobrar”, y que puedan usarse ante “cualquier eventualidad financiera”.

Sin embargo, Eudoxio Morales Flores, investigador del Centro de Estudios de Desarrollo Económico y Social de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Puebla, alertó que Puebla sería un caso similar al de Veracruz, donde el exgobernador Fidel Herrera comprometió los ingresos y las posibilidades de realizar obras de los próximos sexenios por la bursatilización de los impuestos estatales.

Rechazó que la emisión de bonos en la Bolsa de Valores no represente un endeudamiento, e insistió en que la propuesta de Moreno Valle equivaldría a hipotecar el impuesto al predial por 20 años, que es un ingreso de los ayuntamientos.

 

Comentarios

Load More