Acompañado de García Luna, Calderón pide al poder judicial no abrir rendijas a la impunidad

PAPANTLA, Ver. (apro).- El presidente Felipe Calderón instó al Poder Judicial a no permitir que, por interpretaciones de la ley, los responsables de cometer delitos queden en la impunidad.
Durante una gira de trabajo por la entidad con el fin de supervisar las obras de construcción del penal de máxima seguridad número 3 que se construye en esta región, Calderón dijo que al Poder Judicial “le corresponde cumplir la ley y vigilar que su interpretación no sea la rendija por donde nuevamente se escape la impunidad”.
En clara alusión al proyecto de dictamen del ministro Arturo Zaldívar, en el que propone la liberación de la francesa Florence Cassez –condenada a 60 años de prisión por secuestro y portación de arma de uso reservado–, por el montaje televisivo que ensució el juicio, Calderón subrayó que la observancia de la ley debe ser un verdadero instrumento para hacer justicia. “La obligación elemental de que quien cometa un delito sea verdaderamente juzgado y castigado”, agregó.

Acompañado por el titular de la Secretaría de seguridad Pública, Genaro García Luna, el mismo que ordenó la recreación del plagio para la televisión y el mismo que tiene ahora metido en un problema jurídico-político-internacional al gobierno de México, Calderón sostuvo que los mexicanos, con toda razón, “nos exigen a todos los servidores públicos no sólo a cumplir la ley, sino además hacer justicia, proveer seguridad y cumplir el bien común”.

El nuevo complejo penitenciario federal número tres que se construye en Papantla, cuya inversión supera los 2 mil 600 millones de pesos, albergará a más de 2 mil internos de alta peligrosidad, señaló Calderón.

En su visita por tierras veracruzanas, Calderón supervisó el avance de los trabajos de ampliación y remodelación del nuevo reclusorio que se edifica en la comunidad Gildardo Muñoz, municipio de Papantla; dijo que contará con un módulo de súper máxima seguridad y otro de ultra máxima seguridad.

Con medidas de máxima seguridad, donde se prevé albergar a 2 mil 600 internos, subrayó que se podrá tener en custodia hasta 500 reos de alta peligrosidad, “ya que se trata de un modelo único en su tipo en todo el país y representa un hito en los servicios penitenciarios en la república mexicana”.

Luego de un recorrido por las instalaciones, Calderón detalló que por el tamaño de este nuevo penal, por sus características de seguridad de control electrónico y de infraestructura, “es una obra emblemática del trabajo que estamos realizando para fortalecer el sistema penitenciario en todo el país”.

Aseguró que esta obra “permitirá contar con una penitenciaria, un centro de readaptación a la altura de los más modernos, avanzados y eficientes del mundo”.

El mandatario aseguró también que durante su administración no ha habido registro de reos muertos o fugados de penales federales.

Luego de subrayar que la problemática de sobrepoblación afecta primordialmente a centros de reclusión estatales, presumió que en su sexenio “se ha logrado triplicar los espacios en los penales ya existentes”.

Por primera vez en la historia del México moderno, apuntó, “el gobierno federal tendrá bajo su custodia a todos los reos federales, lo cual constituirá una mejora significativa, cuantitativa y cualitativa del sistema penitenciario federal”, ya que al final de su administración entregará 22 penales.

Ahí, en el corazón de la sierra del Totonacapan, donde se asientan comunidades y municipios de alta marginación y pobreza, en su mensaje Calderón abordó el tema de la justicia en México: “Si no hay justicia en el país, no habrá seguridad ni tampoco el bien común para los mexicanos”, indicó.

“Justicia para los padres a los que les han arrebatado a sus hijos, justicia a los hijos que no volvieron a ver a sus padres secuestrados o asesinados, justicia para las viudas, para los que sufren extorsión y para los que sufren violencia”, subrayó luego del recorrido.

Calderón estuvo acompañado en la gira por el gobernador Javier Duarte y los secretarios de Gobernación y de la SSP, Alejandro Poiré y Genaro García Luna.

Comentarios