Moviecity estrena “Lynch”, la historia de un cártel que se dedica a ofrecer muertes falsas

MÉXICO, D.F. (apro).- Lynch es una serie latinoamericana realizada en Colombia sobre un cártel dedicado a ofrecer muertes falsas a sus clientes para que puedan empezar una nueva vida.

Los protagonistas son la uruguaya Natalia Oreiro y el cubano Jorge Perugorría. También hay talento mexicano, como Alejandro Calva, quien ha declarado que en este proyecto se maneja mucho el humor negro, lo cual le permitirá al espectador “experimentar una manera diferente de ver la vida”.

En cada capitulo interviene un invitado especial que proviene de distintos países de Latinoamérica, entre ellos destacan el peruano Christian Meier, la colombiana María Fernanda Yepes, la argentina Inés Efrén, los chilenos Felipe Braun y Francisco Melo y los mexicanos Adriana Barraza, Jesús Ochoa, Damián Alcázar y Salvador Zarboni.

El guión es de Juliana Barrera que aborda dos populares fantasías que tiene la gente: tener la oportunidad de empezar una nueva vida y estar presente en su propio entierro para ver quién la quiso y quién no.

Lynch narra cómo el dueño de una funeraria que atraviesa por problemas económicos se deja convencer por su esposa para fingir la muerte de personajes que en verdad siguen vivos, pero desean que el resto de las personas piensen que han dejado de existir y se fugan a otras naciones con otras identidades.

La serie la componen 13 episodios y el primero se estrenará el 20 de este mes por Moviecity.

En 1990, Perugorría contribuyó a la fundación del Teatro Publico de La Habana, que empezó con Las criadas de Jean Genet. En esta obra interpretó el difícil papel de Clara, pero la asimilación de ese carácter femenino le permitiría aprovechar su primera gran oportunidad en el cine.

Actuó en varias series de televisión y películas cortas, pero su primer éxito cinematográfico fue Fresa y chocolate (1993), de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, donde interpretó el papel de Diego, un joven homosexual que encuentra a un estudiante llamado David.

La película, que trata de manera sutil la tolerancia y política sexual, ganó numerosos premios, e hizo que Perugorría fuera reconocido como uno de los actores más famosos de Cuba. Desde entonces ha actuado en unas cincuenta cintas. Como director, ha hecho documentales.

Natalia Oreiro es actriz y cantante desde los 16 años. Radica en Buenos Aires, Argentina. Desde ese país realizó toda su carrera logrando ser reconocida en Latinoamérica y Europa. También solicitó tramitar su ciudadanía, sin perder la uruguaya, para sumarla a la española con la cual ya contaba.

Acerca del autor

Nació en la Ciudad de México. Estudió ciencias de la comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Desde 1991 inició en el periodismo. Ha trabajado en los diarios mexicanos El Universal y La Jornada, entre otros, y el periódico español El País. En 1999 ingresó a Proceso, donde labora hasta la fecha.

Comentarios