Encuentra Peña Nieto desbandada de priistas en Tabasco

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La división en las filas del PRI se ahondó hoy más con la renuncia del frustrado aspirante a la gubernatura, Jaime Mier y Terán, un madracista de cepa y con una militancia de 20 años, quien se sumó a la campaña del candidato del Movimiento Progresista, Arturo Núñez Jiménez, junto con toda su estructura electoral.

En conferencia de prensa, el extitular de la Secretaría de Salud estatal anunció también su separación de la Fundación Isabel de la Parra, nombre de la esposa del exgobernador Roberto Madrazo Pintado, que presidió durante los últimos tres años.

Acompañado de Núñez Jiménez y una veintena de líderes sindicales de salud, magisteriales, empresariales, ganaderos y organizaciones civiles que apoyaron su postulación a la gubernatura, Mier y Terán se quejó del “cochinero” que privó en la elección del candidato en el PRI que finalmente favoreció a Jesús Alí de la Torre.

Además, destacó que Núñez Jiménez es la mejor opción para Tabasco por su sólida formación política e intelectual, capacidad y amplia experiencia en los diversos cargos ocupados en su larga trayectoria política.

La renuncia de Mier y Terán se concretó justo horas antes de la llegada del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, a esta entidad, como parte de su campaña proselitista.

Además, se suma a la de otros destacados “madracistas” que se han unido al abanderado a la gubernatura de la coalición Movimiento Progresista por Tabasco que conforman el PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC).

La visita de Peña Nieto también se da en medio del escándalo protagonizado por el alcalde priista del municipio de Comalcalco, Alejandro Medina Custodio, quien fue grabado durante una reunión –en horas hábiles–, con el cuerpo policiaco, en la que les ofrece más apoyos a cambio de promover el voto en favor de Peña Nieto y Jesús Alí, así como para el candidato a la alcaldía, Laurence Rodríguez.

“El responsable político de que gane el PRI en Comalcalco es Alejandro Medina”, confiesa el alcalde en la grabación difundida ampliamente en Tabasco.

La dirigencia estatal del PRI desestimó la renuncia de Mier y Terán y tachó de “bola cantada” su adhesión a la oposición. El vocero estatal priista, Pedro Gutiérrez, dijo que la noticia “no provocó sorpresa”.

“Eso era bola cantada, Mier y Terán hizo todo lo que pudo para reventar el proceso interno del partido, se encargó de cuestionarlo todo, sin embargo como nunca le asistió la razón, las autoridades electorales validaron nuestro proceso y con ello dejar en claro que todo se trató de una estrategia bien planeada para meter ruido al interior del partido”, señaló.

Asimismo, manifestó que los verdaderos priistas tienen bien puesta la camiseta del partido y no condicionan su militancia “a que se les cumplan caprichos o chantajes”.

Comentarios