Felipe Tena Ramírez examina la Constitución sesentona

Felipe Tena Ramírez examina la Constitución sesentona
En el transcurso de las seis décadas de vigencia, la Carta promulgada en Querétaro el 5 de febrero de 1917 ha sido afectada por 178 reformas y adiciones Estas modificaciones han sido hechas a través de 82 decretos y el número de artículos enmendados —algunos de ellos repetidas veces— llega a 56
En suma, el área de la Constitución de 1917 que ha sido afectada representa hasta ahora el 41 por ciento del total de sus artículos
Los datos son aportados por el licenciado Felipe Tena Ramírez, uno de los más destacados estudiosos del Derecho Constitucional mexicano, profesor universitario durante casi 30 años y, durante 20, ministro de la Suprema Corte de Justicia
Para examinar la trascendencia de las reformas constitucionales, Tena Ramírez empieza por mencionar los que a su juicio son los conceptos fundamentales de nuestra Carta Magna:
—En mi opinión —dice—, hay tres artículos que, por su trascendencia, son una novedad en la Constitución de 1917 Do de ellos, el 27 y el 123, han tenido una aplicación no sólo constante sino mejorada por el tiempo; otro más, el artículo 115, referente al Municipio Libre, que fue también creación del Constituyente del 17, no ha tenido desgraciadamente el éxito que ha acompañado a los otros dos
El constitucionalista agrega que el artículo 27 fue una conquista, “una verdadera iluminación” del Constituyente del 17, ya que el concepto en materia agraria no iba en el proyecto de Constitución del primer jefe
“Fue la Asamblea la que se impuso y estableció las normas del artículo 27 Su fecundidad viene del precepto que modificó sustancialmente el régimen de propiedad con relación a la Constitución del 57 En esta Constitución, de tipo individualista, se rechazó todo intento de limitar la propiedad; la de 1917, en cambio, consagra la posibilidad por parte del Estado de restringir la propiedad con fines de solidaridad social”
También el artículo 123, señala Tena Ramírez, fue obra exclusiva de la Asamblea de Querétaro “El Primer Jefe consideraba que no era conveniente llevar a la Constitución esos principios en materia laboral —recuerda—, pero también en este punto la asamblea de impuso” A través de los años, el artículo 123 ha sido reformado y adicionado en 13 ocasiones, pero el concepto fundamental, según el entrevistado, no ha sufrido merma, “por el contrario, se ha enriquecido”
Por lo que toca al precepto de Municipio Libre, contenido en el artículo 115, Tena Ramírez señala que en este campo no se ha conseguido avanzar: “al contrario”, dice “Y es explicable”:
“Los principios contenidos en los artículos 27 y 123 son de orden predominantemente social y no político; en cambio, el Municipio Libre es una trascendencia de carácter político que quiere que el municipio sea, digamos, la escuela primaria de la democracia No es pues de un contenido sustancialmente social como los otros dos”
REFORMAS CONTRADICTORIAS
Felipe Tena Ramírez es autor de dos de las obras más importantes que existen en México en materia de derecho constitucional: Las leyendas fundamentales de México, del que se han hecho ocho ediciones, y Derecho Constitucional Mexicano, con 14 ediciones y más de 50,000 ejemplares vendidos
—¿Hasta qué punto nuestra multirreformada Constitución conserva el espíritu original del texto de Querétaro?
—Creo que eso no se puede contestar incluyendo todo el cuerpo de la Constitución, sino más bien ciertos conceptos de nuestro proceso constitucional
“El principio de nuestro régimen está en el acta constitutiva y en la Constitución de 1824, que implantaron el federalismo Este ha venido transformándose y actualmente tenemos un régimen de federalismo a través de una federación; es decir, los poderes centrales, el Legislativo y el Ejecutivo principalmente, han incorporando a la competencia de la federación facultades que antes correspondían a las entidades federativas Esto se ha llamado federalización, no centralización porque en la pugna de federalismo y centralismo del siglo pasado se llamaba centralización a facultades que no querían otorgarse a los estados: ni siquiera su existencia de las entidades pero se les ha sustraído facultades
Esta es pues una forma de federalismo que ya no es ciertamente en la que pensaron los legisladores constituyentes de 1924 (y que recogieron los del 57 y de 17) Ese es un aspecto en el cual la Constitución actual se ha apartado del concepto original”
Tena Ramírez señala enseguida que, con respecto concretamente a la Constitución de 1917, el ya mencionado caso del Municipio Libre constituye el más evidente ejemplo de cómo ha sido afectado un concepto constitucional fundamental
A mí —dice—, me preocupa particularmente este asunto Considero que mientras no queramos sinceramente el resurgimiento del Municipio Libre —tal como lo consagra la Constitución— estamos perdiendo el tiempo al hablar de democracia, de sufragio efectivo, de todas esas cosas; es ahí, en el municipio, donde debemos cultivar estas especies Desgraciadamente, no ha sido así
Agrega que, en los últimos 15 o 20 años, se ha producido en México una transformación perjudicial para el Municipio Libre “En numerosas constituciones de los estados —indica—, se autoriza al gobernador para que declare desaparecido un municipio En algunos casos, en la forma más discrecional que llaman, en realidad la más arbitraria: si al gobernador le parece que las autoridades municipales no se portan bien, no las cambia, sin que hace desaparecer al municipio y en su lugar designa una comisión nombrada por el ejecutivo que se encarga de la función municipal
“En esta forma, la constitución local desconoce el carácter popular del municipio: su origen ciudadano de elección popular”
Tena Ramírez, de 72 años de edad, se queja luego de que esto, que siempre se había señalado como defecto de algunas constituciones estatales, “desgraciadamente llegó a la Constitución Federal”
Al respecto, indica que en 1971 se efectuó una reforma a la fracción I del artículo 74 de la Constitución, “una reforma efímera que duró sólo tres años y que por fortuna no llegó a aplicarse en ningún caso”
Explica que el mencionado artículo, en el que se señalan las facultades de la Cámara de Diputados, luego de mencionar su atribución para calificar las elecciones de ayuntamientos en los territorios federales, se le agregó: “pudiendo suspender y destituir en su caso a los miembros de dichos ayuntamientos y designar sustitutos o juntas municipales en los términos de las leyes respectivas”
Esto, comenta el constitucionalista, era una aberración inaudita, una contradicción evidente al concepto constitucional de Municipio Libre Explica:
“El Municipio Libre estaba instituido en los territorios de manera expresa, al igual que en los estados Cuando esta reforma de 1971, que pasó desapercibida, introdujo la adición señalada, se desconoció el origen popular de los ayuntamientos de los territorios Con ello, el mal se producía directa e inmediatamente en los territorios; pero también en los ayuntamiento de toda la República, porque aquella tesis sobre la inconstitucionalidad de las leyes de los estados cuando hacían lo que después hizo la Constitución Federal, se venía abajo”
Afortunadamente, dice Tena Ramírez, la adición señalaba “en los términos de las leyes respectivas”; es decir, la Cámara no podría aplicar tal reforma sin la ley correspondiente, que nunca se promulgó Tres años después, en 1974, vino la desaparición de los territorios y con ellas todas las reformas que arrastraron consigo
REFORMAS POCO MEDITADAS
En lo general, Tena Ramírez considera que la mayoría de las reformas hechas a la Constitución de 1917 son de escasa trascendencia y muchas de ellas se refieren sólo a precisiones gramaticales Sin embargo, previene sobre la promulgación de modificaciones hechas “al vapor”, sin reparar en la importancia de modificar una Ley fundamental que regirá para siempre
—Considero —insiste— que las reformas a las leyes, y sobre todo a la Constitución, deben ser profundamente estudiadas, meditadas No debe confundirse el acto administrativo de mera ejecución que a veces tiene que hacerse el mismo día, con un acto que significa expedir una ley que va a regir indefinidamente El caso mencionado relativo al artículo 74 es un claro ejemplo de esto Podríamos mencionar otros, quizá no tan graves pero igualmente peligrosos, tanto en las leyes diversas como en reformas constitucionales
Finalmente, el especialista muestra un “computo” de las reformas a la Constitución ocurridas en cada período presidencial El mayor número de ellas ocurrió entre 1970 y 1976, durante el gobierno del presidente Echeverría En cambio, los dos primeros presidentes después de la promulgación de la Carta de Querétaro, Venustiano Carranza y Adolfo de la Huerta, no hicieron reforma alguna
También fueron numerosas las modificaciones constitucionales promulgadas durante los gobiernos de Abelardo Rodríguez (22), Miguel Alemán (20), Díaz Ordaz (19), Avila Camacho (18) y Plutarco Elías Calles (18)
Pese a todo, nuestra remozada Constitución conserva todavía intocado el 59 por ciento de su articulado original

Comentarios

Load More