En busca de indocumentados, agentes del INM ‘catean’ un diario en Chiapas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) “catearon” las instalaciones del Diario del Sur, de Tapachula, para “verificar” que dicho medio de comunicación no emplee a inmigrantes indocumentados.

La medida provocó el repudio de directivos y periodistas, quienes aseguraron que se trata de un acto de “hostigamiento” por parte de las autoridades migratorias por los cuestionamientos que ha hecho a su labor.

Alrededor de las 14:00 horas, cuatro agentes del INM enviados por la delegada en esa oficina, María de las Mercedes Gómez Mont, llegaron con una orden de “verificación migratoria” para, según ellos, constatar que en esa empresa editorial no hubiera extranjeros indocumentados trabajando ilegalmente.

El director del medio propiedad de la Organización Editorial Mexicana (OEM), Omar Escamilla, sorprendido con la notificación, trastabilló y dudó en dejarlos pasar, y aunque dijo que pudo haberles cerrado las puertas, los hizo pasar para que constataran que efectivamente nada irregular había dentro de la casa editorial.

Los oficiales fueron atendidos por el gerente del rotativo Roberto Tapia, quien no daba crédito a este operativo que por vez primera se realizaba dentro del medio de comunicación.

Primero, uno a uno los trabajadores fueron exhibiendo sus credenciales de elector y fueron interrogados para verificar que eran mexicanos, que nadie de ellos era de origen centroamericano, como suelen contratar de forma irregular empresas comerciales, fincas, ranchos, negocios y otras de la región.

Los cuatro agentes llegaron a cumplir con la encomienda en un vehículo particular, un Pointer blanco sin placas.

Sin embargo, el operativo “de rutina”, como le llamaron, fue más allá. Los cuatro agentes del INM se dieron a la tarea de “catear” literalmente todo el edificio: hurgaron todos los rincones, puertas, oficinas, sala de redacción, rotativas, dirección y hasta los sanitarios.

Después de la revisión, los agentes del INM, levantaron un acta, en la que expusieron que no encontraron a ningún extranjero laborando dicha casa editorial.

Omar Escamilla, director del rotativo, dijo que aprovechó la ocasión para tomar algunas imágenes y que esto fue interpretado como una acción de acoso u hostigamiento por parte del Instituto dependiente de la Secretaría de Gobernación.

El Diario del Sur ha cuestionado constantemente el desempeño del INM en materia migratoria y de su delegada María Mercedes Gómez del Campo.

Recientemente, el rotativo reveló que la delegada del INM selló la línea fronteriza para evitar el ingreso de indocumentados; sin embargo, la medida afectó a los comercios y empresas de la región, pues los turistas centroamericanos tampoco pudieron ingresar a hacer sus compras como acostumbran.

“Otra de las denuncias que se han ventilado en Diario del Sur es el mal manejo que hay al interior de la estación Siglo XXI, pues hay hasta tiendas donde les venden de todo a los inmigrantes que son asegurados y  tienen que permanecer ahí”, reseñó el director del diario en una nota periodística publicada en su portal electrónico.

El Diario del Sur, dijo Escamilla, “ha dado voz” a las constantes violaciones a sus derechos humanos que denuncian los inmigrantes centroamericanos que se internan a México, que son detenidos en los retenes migratorios y son llevados a la Estación, donde muchas veces son despojados de sus pertenencias.

“Se ha sabido que María de las Mercedes Gómez Mont se dice protegida de la esposa del presidente Felipe Calderón, Margarita Zavala, y que por eso a ella no la cesan de su puesto, aunque eso implique afectación al sector comercial de Tapachula”, apuntó.

Los directivos del Diario del Sur, anunciaron que este viernes 27 interpondrán una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). “Esta acción, más que ser un operativo de rutina, fue una acción de intimidación por el trabajo periodístico de los reporteros”, denunció.

El rotativo pidió también la intervención de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Periodistas y de la Comisión Especial para la Atención a Periodistas y Medios de Comunicación de la Cámara de Diputados, pues mientras se habla de la discusión y aprobación de leyes para defender y proteger a medios y periodistas, en la realidad no deja de intimidar a los medios que cuestionan su labor.

Comentarios