Marchas que anuncian paros

Marchas que anuncian paros
Ante un despliegue policiaco de cerca de 20,000 elementos, los sindicatos de trabajadores administrativos y académicos de la Universidad Nacional, la Metropolitana y el Colegio de Bachilleres realizaron una manifestación el martes primero de febrero para exigir un contrato colectivo que garantice los derechos de los trabajadores académicos de la UNAM y aumento salarial decoroso para los trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana; reafirmar el carácter mayoritario del SINTCB en el Colegio d Bachilleres, y pedir respecto al proceso democrático de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y a la autonomía de la Universidad de Guerrero
La manifestación, que se inició en la glorieta del Cine Diana y continuó por el Paseo de la Reforma, concluyó en un mitin ante el Monumento a la Revolución
Seis oradores criticaron al gobierno y apoyaron totalmente al SPAUNAM, que el 7 de febrero hará estallar una huelga en la UNAM, si no se le concede la titularidad y el contrato colectivo de trabajo

Según los jefes policiacos, los manifestantes no pasaba de 6,000 y sus elementos llegaban a 10,000, que no iban desarmados como aseguró el director general de la Policía y Tránsito, Arturo Durazo, sino despistolizados, pero con garrotes en la mano
La columna, que encabezaba el Sindicato del Personal Académico de la UNAM, fue desviada por la fuerza pública en la glorieta de Cristóbal Colón, evitando así que marcharan hacia el Caballito, como estaba previsto
En un principio, la marcha iba a concluir frente a la Secretaría de Gobernación La policía puso un cordón de motociclistas en la bocacalle de General Prim, que conduce a Gobernación, para evitar cualquier intento de desvío Los trabajadores siguieron de frente, sin hacer caso al ruido de las motocicletas en marcha
Sin novedad, fue la parte que rindió la policía, al término de la “ordenada manifestación” El teniente coronel Federico Balderas dirigió las operaciones
Todos los dirigentes de los cinco sindicatos que desfilaron declararon que el acto había sido un éxito completo y criticaban el “innecesario despliegue policiaco”
En el mitin, todos los oradores, de una u otra forma, explicaron las posibilidades de crear un sindicato nacional único de trabajadores universitarios
Nicolás Olivos Cuéllar, dirigente de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Universitarios, dijo a ese respecto que se están dando los primeros pasos para llegar a la unidad total, como por ejemplo, que coincidan las discusiones sobre las revisiones de los contratos colectivos de trabajo
El rector de la Universidad Autónoma Benito Juárez, Martínez Soriano, comenzó su discurso agradeciendo el apoyo del sindicalismo independiente al “proceso democrático que vive nuestra universidad”, al tiempo que la gente lanzaba gritos de ¡Oaxaca no es cuartel, es universidad!
Con voz pausada dijo que el gobernador Manuel Zárate Aquino ha colocado a la entidad en “estado de sitio” y pidió el desalojo inmediato de la fuerza pública, de los recintos universitarios “Esa no es la forma de resolver un problema universitario”, dijo
Eliezer Morales subrayó que el SPAUNAM está decidido a estallar la huelga el 7 de febrero “Como un sólo hombre estallaremos la huelga, a las cero horas”
Después afirmó: “Queremos dar un contenido popular a nuestras universidades”
Concluyó su participación diciendo “viva el sindicalismo independiente revolucionario” y “viva la huelga”
Evaristo Pérez Arreola, que fue el dirigente más efusivo, criticó al líder cetemista Fidel Velázquez, quien denunció que se preparaba un movimiento estudiantil-popular como en 1968 “nosotros no olvidaremos jamás 1968”, señaló, mientras se oían gritos de “el 2 de octubre no se olvida”
Antes había expresado: “hemos dicho basta nos hemos coaligado porque queremos que las universidades sean las que reclama el pueblo” Fue quien hizo hincapié principalmente en la creación de un sindicato único de trabajadores universitarios Apoyó intensamente la lucha del SPAUNAM y dijo que el STEUNAM, del cual es su dirigente, estaría dispuesto a ayudarlo incluso con la huelga
El propio martes, la Universidad Autónoma Metropolitana paralizó sus actividades administrativas y académicas, por la huelga que hizo estallar el SITUAM
El Sindicato Independiente de Trabajadores recurrió a esa medida porque las autoridades no aceptaron sus demandas, que consisten en un aumento del 99 por ciento en sus salarios, más 650 pesos al mes
Las autoridades de la UAM hicieron el ofrecimiento del 55 por ciento, que fue aumentado un día antes de declarar la huelga a 7 por ciento Los trabajadores comenzaron a discutir la contrapropuesta de las autoridades, pero sus dirigentes, encabezados por Fernando Arruti, dijeron que era inaceptable
La huelga afectó al edificio de la rectoría y a los tres planteles con que cuenta la institución: Azcapotzalco, Xochimilco e Iztapalapa
El SPAUNAM reafirmó su decisión de hacer estallar la huelga en la Universidad Nacional Autónoma de México, en vista de la intransigencia de las autoridades por no concederles la titularidad y la contratación colectiva También demanda un aumento del 17 por ciento a sus salarios
Eliezer Morales, secretario general del SPAUNAM, dijo el primero de febrero, día de la manifestación de los sindicatos independientes universitarios, que “a partir de hoy, con más fuerza y vigor, rechazaremos la farsa que se ha escenificado en el quinto piso de la rectoría”
“Vamos a demostrarles que nuestros derechos están en nuestras manos”, señaló
El dirigente se refería al acuerdo firmado entre las llamadas Asociaciones Autónomas del Personal Académico de la UNAM y la Comisión Negociadora designada por el rector, por un Título de las Condiciones Gremiales, cuyos beneficios incluyen a 18,000 investigadores y maestros, incluyendo al SPAUNAM El acuerdo incluye un aumento del 7 por ciento en los salarios, el incremento de 100,000 a 200,000 pesos en el seguro de vida “y otras prestaciones”
Ante esto, Nicolás Olivos Cuéllar, del comité ejecutivo del STEUNAM, afirmó que dicho acuerdo “sólo es válido entre las partes que lo suscriben”
Morales precisó: “Haremos una, dos, tres, cuatro huelgas, las que sean necesarias o luchas sociales, para evitar que se nos impongan principios en contra de nuestros derechos inalienables”
En un desplegado periodístico él dijo que ninguna de las Asociaciones del Personal Académico de la UNAM tiene “fines y estructuras gremiales” y por tanto están imposibilitadas para sumir la representación laboral de los trabajadores académicos
Además, agregó, “la forma apresurada e insustancial en que ‘revisaron’ el mencionado Título, puso de manifiesto la falta de planteamientos de esas asociaciones y una política que no contempla los auténticos intereses de los profesores e investigadores universitarios”
Se trata, indicó el SPAUNAM, de “precipitar un conflicto en la Universidad Nacional” Y recordó que cuando se inició la negociación relativa a la revisión del Título de las Condiciones Gremiales, el SPAUNAM expresó que a partir de ahí podría operarse una transformación de esa discusión para convenir la firma de un Contrato Colectivo de Trabajo “Es conocida la opinión de las autoridades universitarias contraria a este criterio Sin embargo, nuestra organización sigue pensando que no existe ningún obstáculo para que en una negociación independiente de la anterior se discuta nuestra demanda”, informó el sindicato
Por otro lado, cerca de 10,000 estudiantes de instituciones de enseñanza media se posesionaron de la Plaza de las Tes Culturas, el 27 de enero, en un acto desacostumbrado desde el 2 de octubre de 1968
La presencia de los estudiantes causó sorpresa entre los habitantes de Tlatelolco, además de los reporteros que cubrieron la manifestación, que comenzó desde el Hemiciclo de Juárez
Los estudiantes demandaban “educación popular” y acceso a las instituciones de enseñanza superior También en esa ocasión hubo un gran despliegue policiaco

Comentarios