Los Zetas planeaban asesinar a 50 el Día de las Madres

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El cártel de los Zetas planeaba ejecutar a 50 personas, antes del “Día de las Madres” y abandonar sus cuerpos en diferentes partes de la zona metropolitana.

La información se desprende de las declaraciones de Laura Rosales Sánchez, la mujer detenida tras la liberación de un grupo de 12 personas que se encontraban secuestradas y recluidas en una casa de seguridad en el poblado de Ahuisculco, en el municipio de Tala y que estaban a punto de ser sacrificados en el mismo operativo donde se dio muerte a 18 hombres, cuyos cadáveres aparecieron abandonados en dos vehículos asegurados en las inmediaciones de la carretera Chapala-Guadalajara, el pasado miércoles 9, en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, a la altura del kilómetro 25.

El testimonio coincide con los señalamientos hechos ante elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, por personas que fueron liberadas por las autoridades el martes 8 en Tala. La acción formaba parte de un acto de venganza por el asesinato 23 personas, el día cuatro de mayo, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y cometido presuntamente contra los Zetas, según la información difundida por autoridades de la Procuraduría General de Justicia del estado.

En algunas de sus declaraciones ministeriales, los liberados en Ahuisculco refirieron que el presunto autor intelectual de la masacre en Ixtlahuacán de los Membrillos es un sujeto apodado El Terrillo, quien presuntamente encabeza una célula de Los Zetas en la ribera de Chapala y que tenia la encomienda de organizar esa masacre.

También se indica que varios de los liberados lograron escapar de sus captores, en un momento en que la mujer que los vigilaba, Laura Rosales, se quedó dormida y ellos pudieron desamarrarse, para escapar y pedir ayuda a los vecinos del poblado de Ahuisculco.

Comentarios