Control de la burocracia sindical

Control de la burocracia sindical
Javier Peñalosa
El sindicato es un organismo de defensa a los derechos de los trabajadores Por aglutinación de la base, se detectan los abusos patronales y se demandan las propias restauraciones y prestaciones correspondientes
Como instrumento que se enfrenta a los patrones, requiere de líderes y conductores honrados a toda prueba, solidarios con los compañeros y leales a su clase social Para el efecto, las delegaciones sindicales celebran asambleas periódicas en las cuales no sólo eligen nuevos dirigentes, sino emiten votos de confianza a los vigentes y aprueban las medidas propuestas o realizadas por éstos o aquéllos
Los sindicatos de empleados públicos resultarían peligrosos para el gobierno si se les reconociera y respetara su naturaleza original, honesta y libre Serían peligrosos, porque llegarían a controlar algunas acciones de gobierno, capaces como serían de paralizar las actividades capitales de la administración pública
Entonces, los gobiernos establecieron una estrategia que tiene como finalidad última “conquistarse” a los dirigentes sindicales para controlar los movimientos de tales agrupaciones Para lograr esta conquista, interfieren en las asambleas con agentes especiales
Vamos a suponer que la base de una sección sindical desaprueba los compartimentos de sus dirigentes; convocan a una asamblea para votar si se reprueba o destituye a los dirigentes sospechosos o, en cambio, si les da un voto de confianza y se les ratifica en el cargo Según los reglamentos para que una asamblea sea válida, se requiere un porcentaje importante de asistencia Una vez logrado éste, se procede a los cargos y cuestionamiento de la acusación
Por otra parte, también los reglamentos especifican que no se dará por terminada una asamblea mientras no se haya debatido suficientemente el cargo y las contras Entonces, la táctica que suele seguirse es prolongar las sesiones interminablemente, para que pasada la media noche, muchos comiencen a retirarse, cansados y fastidiados
Por último, los agentes infiltrados en la asamblea y las minorías corruptas, constituyen mayoría de votos y otorgan el voto de confianza al dirigente denunciado
A las dos o tres de la madrugada se levanta la asamblea, con el “triunfo del sospechoso”, que las autoridades se apresuran a reconocer
Pero su por casualidad alguna sección logra realizar una asamblea con todas las de la ley, y una mayoría genuina destituye al líder sobornado y pone en su lugar a un dirigente insobornable, inteligente y equilibrado, quedan otros recursos: la sección sindical forma parte de una federación de sindicatos o de secciones; por tanto, sus determinaciones están sujetas a aprobación o reprobación del gran sindicato, hasta llegar al secretario general de la federación total de sindicatos, que es generalmente también el gran aliado del patrón estatal
Esta estrategia es la que ha conseguido hasta ahora el control de los grupos sindicales dentro de la burocracia
Sin embargo, no toda acción sindical elude el control de la autoridad, sino que las hay tan corruptas y desviadas como las de soborno, mediante otros métodos de extorsión y otro usufructo de la extorsión y el engaño
Sucede que la ambición de poder, para el poder mismo, es tan alucinante y corruptora como la peor
Los dirigentes de pocos alcances que llegan a los cargos de mando dentro de una representación sindical, se cieguen ante la posibilidad de ordenar y poder Si el dirigente sobornado por dinero o prestaciones específicas engaña a los trabajadores, el dirigente independiente engaña a los patrones y defrauda al pueblo Extorsiona a cada instante con movimientos ilegítimos de huelga; amaga, ronda, lanza rumores y crea un clima de tensión y de malestar Establece una táctica de conspiraciones y aprovecha hasta la menor crisis para agitar y levantar los ánimos negativamente
Un grupo sindical negativo, desleal a patrones y base, se constituye solamente en un escalón político de apoyo a los sátrapas que permanecen de incógnito detrás de las bambalinas
Los sindicatos deben cuidar perfectamente que sus representantes no sea solamente opositores de los patrones, sino que hagan un juego limpio y no se presten a la extorsión sistemática, con falsas banderas de lucha; banderas que cambian de colores tan fácilmente que descubren así lo podrido de su naturaleza
Es urgente que se haga una reestructuración de constituciones sindicales para que no haya tantas posibilidades de desviación ¿Acaso será preferible que haya pequeños sindicatos libres, y no una gran federación que comprenda a todos los sindicatos de las diferentes secretarías de Estado?
Es muy difícil que desde el pequeño sindicato se jueguen las sucias jugadas de los grandes sindicatos en los que se afilian las garras de los grandes dirigentes

Comentarios

Load More