Ante la entrevista López Portillo-Carter

Ante la entrevista López Portillo-Carter
Heberto Castillo
José López Portillo y James Carter se entrevistarán en Washington los días 14 y 15 de febrero de 1977 para tratar algunos de los muchos y graves problemas que afrontan México y Estados Unidos Debe darse a conocer el temario de la reunión y terminar con la costumbre de que tan importantes encuentros se hagan si agenda pública
El encuentro de los dos mandatarios ocurrirá cuando ambos acaban de llegar a la presidencia de sus respectivos países y estos sufren grandes crisis económicas y políticas
En los últimos 36 años, México ha rebasado su crecimiento económico en la explotación de los trabajadores y ha abierto sus puertas al capital extranjero, preferido el crédito foráneo al ingreso por impuesto justo y limitado su comercio exterior casi con los Estados Unidos, tanto que las dos terceras partes de éste se hace con ellos, para que México tenga una deuda externa de 500 mil millones de pesos, un déficit comercial de 60 mil millones y una inversión estadunidense directa de 80 mil millones de pesos
La influencia norteamericana en nuestra forma de vida es cada día más grande; los medios masivos de comunicación como la radio, la TV, cine y prensa, son por lo general voceros del imperialismo, y las escuelas de educación superior son semilleros —pese a lo que se diga en contrario—de profesionales condicionados a servir y conservar la sociedad de consumo creada por el imperialismo
José López Portillo se entrevistará con James Carter llevando encima el peso de nuestra dependencia económica y cuando se han anticipado en Estados Unidos ominosas pretensiones norteamericanas de aprovechar la crisis mexicana en el exclusivo beneficio de Estados Unidos Se ha señalado aquí mismo, hace una semana, que voceros empresariales norteamericanos aconsejaron en el Congreso de aquel país “formalizar la integración económica de México con Estados Unidos” Más tarde, el senador Lloyd M Bentson dijo en una audiencia pública convocada por la Comisión Económica Conjunta del Congreso, que “las relaciones entre nuestros dos países se han deteriorado hasta su punto más bajo en variadas décadas”, y señaló que “si no se dan pasos vigorosos necesarios para enfrentar sus problemas bilaterales directamente, los Estados Unidos y México irán a una nueva época de tensión y hostilidad” Dijo también que presentará una iniciativa de ley para lograr que los turistas norteamericanos puedan llevar a su patria más artículos mexicanos libres de impuesto, pues ello permitirá, afirmó, sacar al comercio fronterizo norteamericano de la crisis a que lo llevó la devaluación del peso, pues las ventas del menudeo en esa zona bajaron hasta en un 75 por ciento
Con esa ley, según Bentson, sedará a los mexicanos más dólares que “ellos gastarán, después, en los Estados Unidos estimulando así las ventas al menudeo a lo largo de la frontera” Bentson se refirió también al tráfico ilegal de armas con destino a ganaderos, agricultores y comerciantes mexicanos denunciado por funcionarios federales norteamericanos que señalan a 710 mexicanos como traficantes influyentes Afirmó que el Pentágono ha sufrido el robo de casi “veinte mil armas durante la última década” Suficientes para armas diez batallones, dijo el senador
Según Bentson, México puede “demostrar su interés propio en mejorar las relaciones comerciales con Estados Unidos mediante el mantenimiento de la convertibilidad libre del peso con otras monedas del mundo y el estímulo a las inversiones extranjeras” México debe modificar “su injusto acuerdo pesquero con Estados Unidos, para que permita que tengamos acceso a los ricos bancos camaroneros mexicanos debe proveer a Estados Unidos un suministro asegurado de petróleo mexicano, a precios razonables, para que nos permita reducir nuestra dependencia del inestable petróleo árabe debe cooperar totalmente con la policía de narcóticos de Estados Unidos para combatir el tráfico ilegal de drogas debe actuar para reducir su ritmo de crecimiento demográfico a fin de contener la marea migratoria ilegal hacia Estados Unidos” A cambio, Estados Unidos “debe controlar el flujo peligroso de armas automáticas para los traficantes de drogas y grupos antigubernamentales” Además, Bentson propuso: “Debemos ofrecer a México nuestro apoyo moral, político y tecnológico para encontrar soluciones a las inequidades serias que lo afectan”
¿Hacen falta comentarios?
El imperialismo quiere aprovechar la crisis que vive México para echar raíces en él y utilizarlo, como dijo Clark Reynolds en el Congreso norteamericano, para que las empresas estadunidense puedan “continuar su crecimiento ya sobre una base continental”
Por eso, aunque Carter dijera al tomar posesión que los Estados Unidos no tratarán de dominar ni de dictar su voluntad a otros pueblos”, es necesario destacar que cuando se efectuaron las audiencias en el Congreso norteamericano para decidir si se confirmaba a Cyrus Vance como Secretario de Estado de Carter, Edward M Korry, que fue embajador de Estados Unidos en Chile cuando el golpe militar de Pinochet, acusó a Cyrus Vance de haber participado con la CIA en 1964, para impedir que Salvador Allende llegara a la Presidencia de Chile No es pues, el nuevo secretario de Estado, Vance, una blanca paloma Y será, en los próximos años, el conductor de la política internacional de Estados Unidos
México está en la mira del imperialismo Nuestras material primas son codiciadas En especial el petróleo, el oro y la plata El presidente José López Portillo irá a Washington consciente de esta realidad Los mexicanos le exigimos resistir la presión norteamericana expresada de tantas maneras en los últimos días
México debe renegociar su deuda externa pues el solo pago puntual de los réditos asfixia al país y le obliga a solicitar nuevos préstamos Lograr una moratoria en el pago de la deuda es un objetivo alcanzable si se logra la acción conjunta en este sentido con otras naciones que sufren el mismo problema de endeudamiento extremo Habrá, claro, además, que implantar una verdadera reforma fiscal que provea al gobierno de los necesarios recursos
Los patriotas y revolucionarios mexicanos exigen que se defienda nuestra independencia económica y nuestra soberanía ante los Estados Unidos y ante cualquiera otra nación con pretensiones imperialistas hacia México
Si el presidente José López Portillo busca el apoyo del pueblo trabajador, contará con él para luchar contra las pretensiones empresariales norteamericanas que buscan aumentar su dominio económico y político sobre México Deberá, por supuesto, respetar y no estorbar la organización combativa e independiente de los trabajadores Si en cambio, desconfía de la fuerza y decisión de lucha por el pueblo trabajador, como lo han hecho sus antecesores en este siglo con la sola excepción de Cárdenas, y se apoya como ellos en los empresarios “nacionales”, crecerá aún más en México la dominación económica extranjera y aumentarán los privilegios para los ricos y el hambre, la miseria y la injusticia para el pueblo Viviremos en ese caso muy duros años de pre-revolución
La reunión de los presidentes en Washington es trascendental para el futuro de México El pueblo espera y exige patriotismo de su gobernante

Comentarios

Load More