Washington ya no condiciona a Cuba

Washington ya no condiciona a Cuba
Los Estados Unidos dieron un viraje inesperado en la política que habían seguido con respecto a Cuba El secretario de estado, Cyrus Vance, declaró el 31 de enero, que los Estados Unidos están dispuestos a iniciar conversaciones, sin condiciones previas, que conduzcan a la normalización de sus relaciones con Cuba
En su misma declaración, invitó al primer ministro cubano Fidel Castro a dar alguna indicación de que también él está dispuesto a terminar con esta situación anormal, que ya lleva 16 años
Según Vance, la presencia de tropas cubanas en Angola no ayuda a la solución pacífica; pero no exigió su retiro previo, como habían expresado antes los Estados Unidos, para empezar las conservaciones con Cuba “No deseo fijar ninguna precondición para nuestras conversaciones con Cuba”, dijo
Fue sobre todo Henry Kissinger quien estableció la condición del retiro de las tropas cubanas —unos 13,000 hombres— de Angola, en donde aseguraron la victoria de la izquierda sobre los grupos que Occidente apoyaba, para que se pudieran iniciar las pláticas con La Habana, a fin de normalizar las relaciones Jimmy Carter ahora se aparta de esa política y declara, a través de Cyrus Vance, que el problema de las tropas cubanas en Angola es un asunto que deben resolver los africanos Y, como había declarado en su campaña y en su debate televisado con Gerald Ford sobre cuestiones internacionales, reafirma ahora que “la búsqueda de relaciones normales con todos los países del mundo es una gestión apropiada”
El siguiente paso corresponde a los cubanos para que, en expresión de Vance, “indiquen su disposición a vivir dentro de la comunidad internacional” La administración de Carter insiste en su propósito: “Los intereses fundamentales de Cuba y de los Estados Unidos requieren una gestión destinada a poner fin al prolongado distanciamiento entre los dos países”
El embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Andrew Young, sostuvo que los soldados cubanos en Angola constituyen “un elemento estabilizador” El embajador Sol Linowitz, junto con la comisión de la que está al frente, instó a Carter para que resolviera el problema cubano desde el principio de su gestión presidencial La falta de comunicación entre Washington y La Habana impide a los Estados Unidos ejercer su influencia en este campo
Vance dejó la iniciativa cubana escoger el tiempo de indicación de buena voluntad que quieran dar, y sugirió la liberación de presos políticos, tanto cubanos como estadunidenses, como acto humanitario

Comentarios

Load More