El vicepresidente en Europa

El vicepresidente en Europa
En vísperas de que Carter tomara el poder y antes de que se anunciara el nuevo presupuesto de defensa de los Estados Unidos, se filtró a la prensa un informe secreto sobre la súbita y supuesta superioridad militar y nuclear estadunidense, con respecto a la Unión Soviética La habilidad del Kremlin y la debilidad de Washington serían los responsables de este cambio en el equilibrio y en la carrera nuclear
Carter subió al poder en medio de la polémica que las hábiles revelaciones suscitaron marcado por su propia promesa de reducir en 7,000 millones el presupuesto de defensa, ya presentado al Congreso por Gerald Ford y 10 por ciento superior al del año pasado Los liberales presionan a Carter, para que controle los astronómicos gastos del Pentágono Los conservadores, para que no lleve a su país al desastre nuclear Queda, además, pendiente la decisión de Carter sobre los programas multimillonarios de construcción de nuevo armamento nuclear, más perfeccionado
Carter espera que las conversaciones con los soviéticos modifiquen todos los cálculos actuales, si se llega a nuevos acuerdos, ya sea en la construcción de armas, ya en la limitación previa de los posibles enfrentamientos De ahí, su urgencia de reanudar pláticas Porque todo esto tiene que ver, en última instancia, con su programa económico total, en donde ha optado por una expansión moderada Y eso es precisamente lo que el vicepresidente Walter Mondale fue a explicar en Europa, a pesar del carácter m que nada simbólico de su viaje, para lograr también poner en marcha de expansión la economía mundial
Sólo tres días después de tomar posesión, Mondale partió a Europa y a Japón, como emisario personal del presidente, para reafirmar a sus aliados su deseo y su promesa de una mayor coordinación de políticas El tema que se discutirá en detalle sería el programa económico de Carter, además de temas particulares con cada nación, las conversaciones con los soviéticos y la preparación de una reunión económica en la cumbre
En Alemania, Mondale tuvo sus primeros problemas con el canciller Helmul Schmidt, quien teme que el programa económico de Carter cause una nueva tendencia inflacionaria mundial y genere más desempleo, para detrimento de los intereses alemanes Schmidt apoya el propósito de Carter de reducir las tensiones entre Este y Oeste y de llegar a una reducción balanceada de las fuerzas militares en Europa Central; pero se niega a estimular su economía —como propone Carter—, para dar un nuevo impulso a la reactivación económica mundial, y está decidido a continuar con una política de estabilidad, sin programas que impliquen riesgos inflacionarios Tampoco hubo acuerdo aparente en relación al delicado tema del acuerdo nuclear germano-brasileño, que implica la venta de reactores atómicos y tecnología nuclear
El secretario de Estado, Cyrus Vance, aseguró, por su parte, que Estados Unidos buscará la forma de evitar la instalación de plantas nucleares alemanas en Brasil, para detener la proliferación nuclear Y el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania Federal, Hans-Dietrich Genscher, aseguró también que Alemania quiere mantener el acuerdo atómico con Brasil, a pesar de la presión de Estados Unidos, y construir 8 centrales nucleares y otras instalaciones Ese acuerdo les resulta fundamental en sus relaciones económicas con los países del Tercer Mundo y, por tanto, es irreversible
La visita de Mondale a Italia no estaba prevista en el programa inicial del viaje, dado que el primer ministro Giulio Andreotti había visitado Washington hace un mes Urgentes llamadas de última hora cambiaron la decisión, en un intento de apoyar el tambaleante régimen de Andreotti Mondale exhortó a Andreotti a no recurrir a barreras proteccionistas comerciales, que sólo serían un paliativo a sus problemas nacionales En realidad, los Estados Unidos están preocupados por la posibilidad de esas medidas, no sólo en Italia, sino en Europa, como medio de resolver sus problemas económicos En Italia, la visita de Mondale era de suma importancia para obtener la aprobación de los préstamos solicitados al FMI y al MCE, esenciales para la recuperación de su economía
En Roma, Walter Mondale se entrevistó con el Papa Paulo VI, quien le dijo que el propósito de Carter de contener la carrera armamentista es un “inmenso servicio al mundo” Trataron el asunto del papel de la Iglesia en Europa Oriental
El programa de expansión económica de Carter es bien visto en Londres, porque necesita el impulso estadunidense Pero Londres es precavido y no precipita juicios no evaluaciones de Carter Mondale invitó a Washington al primer ministro británico James Callaghan, y trató con él los problemas económicos mundiales, la reunión futura de los dos jefes de Estado, el desarmo nuclear, la cuestión de Rodesia, la reunión económica en la cumbre, los problemas de los países en desarrollo y otras cosas Los lazos de amistad se estrecharon Desde Londres Mondale habló por teléfono con Mario Soares, primer ministro portugués
Los franceses reciben bien la vuelta de Carter a la diplomacia tradicional, menos secreta que la de Kissinger, y así lo hizo saber el presidente Valery Griscard d’Estaing Y esperan que Carter sea más duro con Sudáfrica, más comprensivo con las naciones pobres y más moderado con Rusia A su llegada a París, Mondale se entrevistó con el secretario general de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Emile Van Lennep, con quien discutió la cooperación económica internacional y la energía Los Estados Unidos, le dijo Mondale, definirán en abril una nueva política energética Otro de los grandes problemas pendientes y discutidos fue el diálogo Norte-Sur —es decir, las relaciones entre los países industrializados y los países en vías de desarrollo—, actualmente suspendido
Se entrevistó con Giscard, con quien habló de los mismos problemas que había tratado con los demás La principal respuesta positiva del francés fue en relación con la propuesta del estadunidense —hecha también en los demás países— de sostener conversaciones internacionales para la reducción de ventas de armas, cuya magnitud preocupa a Washington Carter está dispuesto a tomar la iniciativa, pero quiere que los demás lo sigan, inclusive Moscú Los Estados Unidos, Francia y Rusia son los mayores vendedores de armas París, por su parte, está comprometido en la venta a Pakistán de una fábrica de conversión de combustible nuclear También hablaron sobre terrorismo, y Mondale reafirmó la defensa europea París y Washington difieren sobre la reunión económica en la cumbre, que Carter también quiere que trate sobre asuntos políticos, a lo que se niega Giscard El presidente francés recalcó enérgicamente su demanda de que los Estados Unidos permita el descenso del avión concorde en sus pistas, asunto que está en manos de las cortes
Después, Mondale continuó hacia Tokio Los japoneses se sorprendieron por la iniciativa de Carter de retirar tropas estadunidenses de Corea del Sur, y se preocuparon; pero se convencieron de que Carter sabe lo que trae entre manos, y piensan que su falta de experiencia internacional puede ser una cualidad, porque no lo ata a ideas heredadas y le permite mayor originalidad y enfoques frescos Sin embargo, se preocupan por el papel que vaya a desempeñar Japón en el programa de expansión de la economía mundial, por los fuertes contingentes militares de los Estados Unidos en Asia y en el Pacífico Occidental, y por la actual disparidad en el comercio entre los dos países, muy favorable al Japón
Mondale aseguró a Japón la consulta bilateral del problema y decisiones, una cooperación estrecha entre ambos países y que los Estados Unidos no sorprenderán a Japón con decisiones inesperadas, como pasó con la reanudación de las relaciones chinas Con respecto al retiro de tropas estadunidenses de Corea del Sur, la decisión está tomada, pero falta determinar cuándo, y no se harán tratados a espaldas de Japón Con respecto a la cuestión económica mundial, Mondale aseguró la participación indispensable de Japón

Comentarios

Load More