Los dichos de “El Lucky”, asunto de la PGR: gobierno de Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- El secretario de Gobierno, Gerardo Buganza, señaló que las autoridades federales deberán investigar los dichos de Raúl Lucio Hernández, El Lucky, jefe de Los Zetas en la región, que vinculan a funcionarios y policías de Veracruz con esa organización criminal.

De acuerdo con Buganza, el tema no está en la agenda del gobierno de Javier Duarte.

“Lo que quisiera dejar clarísimo es que es un asunto del orden federal, de la Procuraduría General de la República (PGR), no es un asunto estatal, no hay absolutamente nada que ver en la agenda del estado”, puntualizó.

La declaración del secretario de Gobierno se dio luego de que la víspera el diario Reforma reveló los testimonios de El Lucky, quien señaló que el grupo delincuencial paga una nómina de 30 millones de pesos al mes a policías ministeriales y municipales de Veracruz y, además, recluta a empleados de Petróleos Mexicanos (Pemex) para robar hidrocarburos.

Durante una entrevista en la ciudad de Córdoba, Buganza manifestó que la supuesta vinculación de funcionarios estatales con grupos delincuenciales es un tema que deberá de esclarecer y solventar la PGR.

“Los dichos o los supuestos de un reportaje de cualquier medio simplemente los dejamos ahí como comentario del medio. Quiero insistir en que este es un asunto delincuencial que tiene que ver obviamente con la delincuencia organizada, y en donde se tiene que ventilar es en una investigación ministerial de la PGR, no es agenda de Veracruz, no es agenda del estado”, insistió.

Por separado, el líder estatal del PRI, Erick Lagos Hernández, negó cualquier acusación en su contra, luego de que en una entrevista privada con oficiales de la Armada, El Lucky señaló como uno de sus enlaces con el gobierno de Veracruz a un funcionario al que sólo identificó con el apellido de Lagos.

“Son supuestos hechos que me son ajenos y en los que niego categóricamente cualquier participación”, dijo el priista en una carta que envió al diario Reforma para negar cualquier involucramiento con Los Zetas.

“Se menciona mi nombre en el marco de un testimonio de supuestos hechos que me son ajenos y en los que niego categóricamente cualquier participación”, aseveró.

Ayer, el periódico Reforma dio a conocer que en su testimonio, rendido ante la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) el 13 de diciembre, El Lucky refiere que Los Zetas reclutan a empleados de las propias instalaciones de Pemex para robar hidrocarburos, pues conocen a detalle la infraestructura de la empresa, horarios y ubicación de los ductos menos vigilados.

Hernández asegura que su banda tiene en Veracruz un grupo denominado Los Guachicoleros, que se encarga de ordeñar los ductos, además de investigar a otras personas que roban combustible para cobrarles “derecho de piso”.

“El puerto de Veracruz (es) el municipio donde más droga se estaba vendiendo hasta que sucedió lo de ‘Los Zetas’ que aparecieron muertos en el puerto, hasta ese entonces se calentó la plaza y dejamos de vender por orden mía, ya que les dije a la gente que se saliera de allí, que dejaran de vender hasta que terminara el operativo de Marina y los militares.

“La venta disminuyó debido al operativo implementado por las autoridades, además de que entra el Cártel de Jalisco Nueva Generación-‘Matazetas’, lo que nos impidió trabajar, ya que hubo muchas ejecuciones”, relató El Lucky en una entrevista que sostuvo con infantes de la Armada, previo a que lo entregaran a la SIEDO.

Hasta antes de que abandonaran el puerto, contó, el lucro de Los Zetas era redondo: tan sólo de la venta de cocaína obtenían 35 millones de pesos al mes, que servía para pagar una “nómina” de 30 millones en toda la entidad, es decir, un millón de pesos al día.

Comentarios