Protesta de jóvenes en Querétaro causa más sobresaltos a EPN

QUERÉTARO, Qro. (apro).- Un día después de que alumnos de universidades públicas y privadas se manifestaran en contra de Enrique Peña Nieto, cerca de 200 estudiantes de Querétaro lo recibieron con pancartas de repudio e intentaron “dar portazo e ingresar” al estadio municipal donde se encontraba.

Contagiados por la inconformidad contra el candidato presidencial del PRI-PVEM, los jóvenes que portaban su credencial de estudiantes colgaron una gran manta de uno de los puentes por los que el priista pasaría:

“No más basura, no más censura, muerte a la teledictadura”, luego, en los alrededores del estadio municipal donde Peña Nieto estuvo con “la estructura” del partido, otras pancartas en mano y gritos dejaban ver el repudio contra el candidato presidencial: “lo guapo no te quita lo pendejo, leer sí”. Y una más, “hay Peña, Querétaro se oscurece cuando tú te haces presente” y otra, “Copetes, la UAQ te vomita”.

El estado gobernado por priistas y en donde días antes de la llegada de Peña Nieto sus operadores estudiaron la manera de evitar sobresaltos, se volvió un lugar incómodo para el candidato del PRI; después de la marcha de 15 mil estudiantes en la Ciudad de México, el equipo de campaña tuvo que modificar la agenda del candidato

Inicialmente, se tenía programado un “encuentro con jóvenes”, sin embargo, por la noche del miércoles, ante la efervescencia que generó la manifestación en el Distrito Federal, estudiantes de Querétaro anunciaron dos marchas que saldrían de diversas plazas para arribar al estadio municipal, lugar del evento de Peña Nieto.

Precavidos, los organizadores del acto priista, para evitar cualquier contratiempo, decidieron que la reunión se haría con “la estructura”, es decir, con representantes de los tres sectores del PRI en el estado, por lo que tuvieron que convocar de última hora a dirigentes locales.

Peña Nieto ingresó sin mayores problemas al estadio municipal, mientras que afuera los casi 200 estudiantes gritaban consignas contra Televisa y el candidato.

Ya en el interior, ocho muchachos que pretendían dar portazo ingresaron pacíficamente debido a que se les abrió la puerta; esto inhibió a los jóvenes quienes inicialmente pretendían colocar mantas de repudio a Peña Nieto pero lo evitaron.

A su vez, el candidato del PRI, quien como siempre se dejó querer por las mujeres de la estructura partidaria, pidió a sus simpatizantes benevolencia para quienes, afuera, se manifestaban en su contra.

“Dejemos que se expresen, pero no caigamos en lo que vienen a buscar: el enfrentamiento. Jaloneos y empellones. No caigamos”, dijo.

De nueva cuenta, como lo ha venido repitiendo desde su infausto encuentro con estudiantes de la Universidad Iberoamericana, afirmó que respetaba las expresiones de quienes no están de acuerdo con su proyecto, siempre y cuando “no fomenten enfrentamientos ni siembren encono”.

En clara referencia a quienes a las afueras del estadio lo repudiaban, el aspirante presidencial pidió a su estructura partidaria que el encuentro no se convirtiera en un espacio de desencuentro sino de apoyo.

Concluido el evento, a los casi 200 estudiantes se sumaron otros llegando a ser aproximadamente 500, quienes ya esperaban la salida del exgobernador mexiquense.

Al ver aparecer una camioneta Suburban con placas del Estado de México, lugar del que es originario Peña Nieto, los jóvenes se abalanzaron a ella creyendo que dentro iba el candidato priista.

Por algunos minutos, la camioneta no pudo avanzar pues estaba totalmente rodeada de jóvenes, quienes aprovecharon para pegarle pancartas en contra del candidato, así como algunas máscaras con la cara de Carlos Salinas de Gortari.

La camioneta con vidrios polarizados impedía a los estudiantes saber si realmente Peña Nieto iba en el interior y para cerciorarse le cerraron el paso, lo que generó un bloqueo a la circulación vehicular de la avenida Constituyentes de esta ciudad.

Los seguidores del candidato priista salieron al encuentro del bloqueo para proteger a los inquilinos de la camioneta; a pesar de la tensión del ambiente, priistas y estudiantes no se enfrentaron.

Cuando se tuvo claridad que el aspirante no iba en el interior, dejaron ir el vehículo. Nadie se percató por dónde es que Peña Nieto salió para abandonar el estadio, tampoco se pudo comprobar si lo que los jóvenes dijeron por las redes sociales, sobre la presunta llegada del abanderado priista en helicóptero y con aterrizaje en el Diario de Querétaro, fue cierto.

Enrique Peña Nieto estará este viernes en el Consejo Político Nacional de su partido en el Comité Ejecutivo Nacional, en donde les repetirá el Manifiesto por una Presidencia Democrática que creó su equipo de campaña en respuesta a la primera gran manifestación de estudiantes del pasado sábado.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso